Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Tinta indeleble   -   Sección:   Opinión

Nuevo mundo

Richard Yovera
Redacción
martes, 3 de enero de 2006, 00:45 h (CET)
Sintonizo los canales de televisión y veo en los anuarios la coincidencia de sus hechos, me acuesto y observo que las imágenes muestran, en pantalla, un colage de acontecimientos importantes y trágicos de todos los rincones del mundo. Un año que se fue y un nuevo año que se viene.

El planeta cambia a cada instante, la tecnología y la globalización que a cada paso colosal que da, asfixia al que no está actualizado. Todos los continentes gritaron esta vez, todos y hasta el más tercermundista fueron los protagonistas del cambio.

La sobrepoblación y el control de natalidad que se estima que en el mundo contabiliza a 251 millones aproximadamente de habitantes y va en aumento a cada minuto; en cada región o en cada país como , Brasil, China, Egipto, India, Indonesia, México, Nigeria y Pakistán .

Asimismo, el fenómeno de la inmigración nos hace retroceder a la época de la prehistoria, cuando todos huían en busca de alimento; ahora todos huyen por lo mismo, solo que por una condición, el trabajo estable.

A este problema relacionado con la hambruna, se unen además, los nuevos virus mortales que arrasa con muchos inocentes y las medicinas que por sus altos costos muchos se resignan a morir.

Las grandes ciudades son cada día más peligrosas, ayudados por la tecnología, cualquier incauto es estafado, asaltado o linchado. El descontrol de la gente, las rivalidades y la violencia que ahora son vistas desde Internet o desde un móvil descargado por unos cuantos euros.

Las grandes metrópolis son el blanco de atentados terroristas a nivel internacional, prueba de ello, Al qaeda que lucha por una causa desviada a la barbarie. Una ciudad paranoica.

La sociedad está pasando por una nueva cultura, nuevos lenguajes; actitudes y comportamientos que afecta al ciudadano común y a las altas esferas del poder. La política se internacionaliza y se " faranduliza" cada vez más en busca de nuevas colonizaciones en busca de más poder.

La biodiversidad y el ecosistema pasa por momentos de alarma: terremotos, maremotos, tornados que aumentan en cada continente, hace pensar que el planeta azul está por jubilarse y que reclama un descanso. Necesita agua para vivir.

Ojala que este año que amanece no anochezca de pronto, hay problemas más importantes que resolver, problemas más allá de una guerra, más allá de una bandera o de un territorio. El problema ahora es curar al mundo y salvarlo de lo que hace el hombre: de aquellas industrias que no se preocupan por el futuro de la humanidad y por lo tanto desafían al ecosistema.

Apago el televisor, reflexiono y me voy a la azotea; hecho un vistazo hacia arriba respirando profundamente, miro al cielo y trato de ver el sol que empaña; el astro rey que fue y es testigo de nuestra historia, de nuestros errores y de nuestros logros, que ilumina y da calor a ricos y pobres sin distinción de raza, color, condición, ni credo. Mañana será otro día.

Noticias relacionadas

Un recién nacido en una bolsa de basura

Un niño muerto arrojado a un vertedero causa más interés mediático que cien mil abortos

Una boda de altura

Este Papa no tiene remedio

Montaigne

Un gran conocedor de la naturaleza humana

Donde los chef famosos acaparan fama, dinero y egocentrismo

“El explícito y voluntarioso elogio de la creatividad acaba produciendo más cretinos que creadores, porque pensar que la creatividad se encuentra en la radicalidad es un error colosal” Santi Santamaría

Trump no podrá detener el movimiento por los derechos de los inmigrantes

Aunque salga a perseguir a sus líderes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris