Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Color púrpura  

Y amargaba

Macarena López

domingo, 1 de enero de 2006, 04:47 h (CET)
Hay veces que los temas de interés nacional llegan a provocar un cierto rechazo entre la población, y es tanta esta aversión hacia dichos temas que incluso amargan. He salido a la calle durante un rato y he preguntado a varias personas qué opinan del Estatut de Cataluña, y puedo asegurar que más de la mitad de los encuestados que sabían lo que era o habían oído hablar de él con un mínimo de conocimiento, me han dicho que están hartos.

Claro, que este tipo de cosas siempre da que hablar, son temas muy importantes de política y es evidente que tienen que estar ahí. El problema es que ahora hay otra polémica, y es que Zapatero caminando por el bosque de los acuerdos, recogiendo frutos (más bien pocos o podridos) en el huerto del pacto, y cogido de la mano de sus aliados se reúne para hablar más sobre el tema, pero se ha dejado a alguien bastante importante fuera de la reunión: hablamos del PP.

Ni de izquierda ni de derecha ni de centro me declaro, pero eso no está 'bonito' ZP. Vamos a hacer unos cuantos símiles para quitarle hierro al disgusto tan grande que tiene Rajoy (que no es para menos): vamos a centrarnos en la serie de Los Simpson, supongamos que hay un problema en el barrio de Homer y se reúnen todos los vecinitos y no le llaman a él, ¿es que eso es normal? Otro ejemplo muy propio para estas fechas es decir: 'hay que comprarle un regalo a mi padre, así que me reuniré con mis primos lejanos', y no te reúnes con tu hermano. Pues igual... esto es casi lo mismo. Se reúne don talante con los partidos y se deja a la oposición en casa. Así no llegamos a ningún acuerdo me parece a mí.
Aunque, sinceramente, y no es que no me importe la política, pero me parece que a muchos de los ciudadanos les importa poco. A la gente, según un estudio del CIS, les importa el paro, el terrorismo y la inmigración. ¡Anda! ¿y dónde se dejan a los políticos?, si no los veo.

A ver si nos dejamos de talante, de juegos de niños chicos, de tanta nación y tanto reconocimiento de derechos de ciertas comunidades, y damos más transparencia al pueblo, que al final es el que sufre y el que menos se entera de las cosas.

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris