Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Ciencia
Etiquetas:   Verano   Playas   medusa  

¿Cómo pica la carabela portuguesa?

Las células urticantes se activan al tener contacto físico con la piel humana e inyectan su veneno en la piel, generando dolor, sarpullidos y enrojecimiento
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
lunes, 9 de julio de 2018, 06:51 h (CET)

Fotonoticia 20180424144036 640

En los últimos días, decenas de ejemplares de Carabelas Portuguesas se han apoderado de playas de Alicante, Murcia y Málaga. Los investigadores prevén que las condiciones ambientales y la sobrepesca provoquen más avistamientos en las principales zonas turísticas del Mediterráneo. La picadura de esta especie de medusa es de las más venenosas y dolorosas. Por eso es muy importante saber cómo pica una medusa y sus métodos de prevención.


¿Cómo pica una medusa?

Si bien es cierto que es una de las especies más llamativas, su picadura se produce en milésimas de segundo. Muy poco tiempo para reaccionar e intentar evitarla. Cada uno de sus largos tentáculos contiene miles de células urticantes que se activan al entrar en contacto físico con la piel humana. Estas células contienen túbulos como arpones que inyectan veneno en la piel, generando dolor, sarpullidos y enrojecimiento.


Cada tentáculo contiene millones de células urticantes. Todos los organismos que pertenecen a la familia “phylum Cnidaria“, como las propias medusas, el coral o las anémonas, están equipadas con este tipo de células, que les protegen de los depredadores. Cada una de estas células (cnidoblastos) consiste en una cápsula que contiene: un filamento enrollado acabado en un dardo y potentes toxinas.


¿Cómo es la picadura de la carabela portuguesa?

La picadura de esta temida especie es venenosa y muy dolorosa. Puede provocar fiebre, dolor de cabeza, inflamación local, náuseas, vómitos y/o nerviosismo. Para evitar este serial de malestares entre los bañistas, la marca SAFE SEA distribuye en el mercado farmacéutico una gama de cremas solares que inhiben la picadura de toda especie de medusa. Y entre ellas, la de la temida Carabela Portuguesa.


¿Cómo protege esta marca de las picaduras de medusa?

Safe Sea contiene ingredientes únicos y patentados que evitan las picaduras a través de 4 mecanismos sinérgicos:

Primero, su textura hidrofóbica dificulta que los tentáculos se adhieran a la piel.

Luego, Safe Sea libera unos polisacáridos que confunden a la medusa y hacen que esta piense que está tocando a otra medusa, con lo que las células urticantes no se activan.

A continuación, se bloquean los receptores de las células urticantes, que no reciben la información de tener “una presa” o “enemigo”. Es el mismo sistema de defensa que protege al pez payaso de las anémonas.

Por último, se reduce la presión osmótica en la célula urticante, que sería necesaria para el activar el disparo sobre la piel humana.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La Economía Circular avanza en la Comunidad Valenciana: 15 millones de litros de aceites usados reciclados

En la Comunidad Valenciana, 6.658 establecimientos generaron aceites usados en 2018

Tokio acoge el I Encuentro de científicos españoles en Asia-Pacífico

Organizado por tres asociaciones de científicos españoles

¿Por qué se habla de hora cero y por qué debería importarnos?

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) se ha referido al año 2030 como la meta para prevenir catástrofes ambientales a nivel global

Conoce cuál es la situación del mercado del gas natural

En el momento actual el gas natural tiene un futuro esperanzador, pero que a largo plazo se verá bastante amenazado, porque parece lógico que las energías más adecuadas para salvar el planeta pasarán a ser el estándar de la producción energética

WWF reclama mayores esfuerzos para alejar a los tigres de la extinción

El último censo arroja resultados positivos, pero la deforestación y el tráfico de especies siguen amenazando gravemente a este animal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris