Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

David Poseidón Meca

Antonio Álvarez
Antonio Álvarez
jueves, 29 de diciembre de 2005, 23:21 h (CET)
David Meca, un nadador empedernido, intentará el próximo día 3 de enero completar la más grande de sus hazañas. Hasta hoy conocíamos a Meca por sus triunfos en Mundiales, Europeos o Copas del Mundo, así como en otro tipo de locuras como nadar los 100 km que separan la Isla de Tenerife y la de Gran Canaria (23 hora y 5 minutos). En esta ocasión, el catalán pretende realizar a nado los 120 km de mar que separan Alicante e Ibiza.

¿Alguna vez se habían planteado nadar unas 30 horas seguidas, casi la mitad de ellas bajo la luz de la luna? No, ¿verdad? Yo tampoco. Pero este tipo, al que le surgen ideas en forma de retos imposibles, tiene previsto salir de Jávea, en Alicante, y brazada tras brazada hasta más de un millón, llegar a San Antonio, en Ibiza. Sin embargo, y a pesar de saber que va a ser el “peor día” de su vida, Meca está feliz. Con una sonrisa en la boca cuenta su hazaña y hace que, casi a uno, le entren ganas de seguirle en su intento, eso sí, desde uno de los barcos con calefacción y comida que lo acompañarán.

A Meca no le importa sufrir una vez más. El sufrimiento que le trajo la sombra del dopaje le ha “curado en salud” y cualquier reto la afronta como una nueva oportunidad de demostrar que es un gran nadador. En esta prueba yo lo acuso de doparse con entrenamientos, fuerza mental y, sobre todo, mucha ilusión. Otro mérito que tiene afrontar tan dura prueba es que con 35 títulos en sus vitrinas, Meca decida meterse en el agua sabiendo que además de las 30 horas, va a tener que sufrir frío, rozaduras provocadas por el traje (que encima ha costado un montón de euros) y las picaduras de las medusas, además del dolor del cuerpo.

Aun así, si Meca lo consigue, no alcanzará el record del mundo, que lo posee una australiana, Susie Maroney quien en 1998 consiguió atravesar los 198 km que hay entre México y Cuba. Pero lo que si conseguirá Meca es subir al Olimpo del Deporte y convertirse, sino lo es ya, en Poseidón.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris