Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Libre directo   -   Sección:  

El parón navideño

Diego Blázquez
Redacción
miércoles, 28 de diciembre de 2005, 00:22 h (CET)
Siempre me ha gustado la Navidad, es un momento del año en el que parece que se respira de otra forma. Los niños son los reyes de estas dos semanas de celebraciones, comilonas y alegrías. Supongo, que mis recuerdos de la infancia son los responsables de que me gusten tanto estos quince días en los que el Mundo da un giro de ciento ochenta grados para convertirse en lo que a muchos nos gustaría que fuese el resto del año. Sin embargo, todo es pasajero y fugaz como la vida misma, y la alegría volverá a convertirse en preocupación, las cenas multitudinarias en comidas rápidas y los atascos en más atascos. Sólo hay una cosa que no cambia en Navidad, salvo para los estudiantes, pero ya se saben el dicho..., nadie deja de trabajar en estas fechas. Bueno nadie, todavía hay un sector de la población que si deja sus obligaciones entre la última semana de diciembre y la primera de enero. Sí, sí, los futbolistas.

A mí que me lo expliquen. Todo el mundo ha estudiado en sus primeras etapas de la vida y por supuesto, siempre ha habido vacaciones. Y cuando digo todos, son todos. Ahora bien, llegados a la etapa de madurez, el chollito del descanso navideño se acaba en cuanto firmas tu primer contrato, pero no para todos. Se acaba para los empresarios, se acaba para los abogados, se acaba para los transportistas, para los hosteleros, para los funcionarios y administrativos, para los técnicos en cualquier área, incluso empiezan ha acabarse para los maestros y profesores. Pero no señores, no se acaban para los futbolistas, y yo me pregunto por qué. ¿En qué tipo de cláusula de sus astronómicos contratos viene eso reflejado?. Supongo que es lo justo después de sus duras jornadas laborales desde septiembre hasta diciembre. Con esto no estoy diciendo que debamos tener el resto de los mortales vacaciones, no, sino que por qué las tienen ellos cuando el resto de la población acude a su trabajo en plenas navidades. Lo único que se me ocurre es que todos los que no seamos futbolistas, somos lo que se conoce vulgarmente, y con perdón, unos “pringados”.

Pero todavía hay algo que me hace más gracia. Resulta que ayer al mediodía pongo la televisión y me encuentro con que están jugando Arsenal, Chelsea, Manchester, Liverpool y el resto de equipos ingleses. Lo primero que se me ocurre pensar, ingenuo de mí, es que serían amistosos para no acusar mucho el mencionado parón liguero. Pero no señores, no, nada más lejos de la realidad, los veinte equipos de la liga inglesa estaban disputando su correspondiente jornada de la Premier League. Intrigado, por no decir otra cosa, por el asunto, me he puesto a indagar en Internet, y ¡bingo!, ¿a qué no saben con que me he encontrado?, con que las ligas holandesa y escocesa tampoco han parado, así que los pobre muchachitos venidos de fuera que disputan esas competiciones no habrán podido volver a casa por Navidad. No me extraña que aquí no queramos el calendario unificado, como les toque currar a nuestros jugadores como lo hacen en Gran Bretaña u Holanda, les da la risa. Al menos, ¡hay más “pringados” por ahí!.

La verdad es que no creo que este artículo vaya a cambiar esta circunstancia, pero espero que sirva para que vean ustedes que a estos del fútbol no les pueden servir las excusas de que están cansados por la competición, o que son muchos partidos seguidos para mantener la concentración. Por cierto, que también me he enterado de que en Inglaterra tienen una competición más que aquí. Allí juegan dos torneos de copa en vez de uno, tienen la Copa de la Liga (Carling Cup), que disputan sólo los equipos de la Premiership, y la Coda de Inglaterra (FA Cup), que la disputan todos los clubes federados. ¡Si es que copiamos lo que nos da la gana!. A pesar de todo, y entre tanto pesimismo bien por ser un “pringado”, o bien por no poder disfrutar del fútbol como espectador en estos días, me he dado cuenta de alguna ventaja. Seguro que en estos días, además de los futbolistas, también descansan las novias y mujeres que tanto odian este deporte del balompié. Pues, el que todavía no tenga regalo que se aproveche de esta situación y se lo recuerde a su pareja por Reyes. ¡Feliz Navidad!.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris