Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Papá Noel se ahoga

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 27 de diciembre de 2005, 00:43 h (CET)
Es la última estupidez que nos cuentan los ecologistas. En este caso la WWF. Siguen los "roji-verdes" dándole vueltas y vueltas al calentamiento global del planeta con el objeto de asustar al personal para así acabar con la libertad de mercado. Debe ser que ya no recuerdan que hace unas décadas aterrorizaban a los ingenuos -que tampoco lo recuerdan ya- con historias acerca de la inminente glaciación del planeta. Y, por supuesto, a todo aquél que por aquel entonces afirmaba que la glaciación era una mentira marxista sin base científica alguna, lo llamaban de todo. Era un apestado. Porque la culpa de glaciaciones o calentamientos siempre es del capitalismo.

Ahora nos dicen que Papá Noel va a perder su casita en el Polo Norte, ya que, afirman, cual dogma de fé que hay que aceptar como verdadero, para finales de siglo el Polo Norte ya no va a existir. Porque se va a fundir. Y la población asustada pidiendo remedio a los políticos.

Hace unas semanas se quejaban algunos del despido de un Papá Noel. Despido y deshaucio. ¡Vaya forma de utilizar el sentimentalismo barato para vendernos mensajes falsos! Como no podía ser de otra manera, la culpa del despido del Papá Noel es del maldito hombre blanco y su capitalismo feroz, que es, por otra parte el causante del inevitable deshielo.

El remedio que ofrecen estos gurús del catastrofismo es reducir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera -producida mayormente por las indeseables empresas-, imponiendo a todo el planeta el absurdo e intervencionista tratado de Kyoto. Y es que si renunciamos a la calefacción, al PVC de las tazas del wáter, a los coches, a los desodorantes e incluso a las fábricas, viviremos mejor, afirman sin sonrojarse. Casi como hace 5 siglos. Y a eso lo llaman progreso.

Bastante esfuerzo ha costado al hombre avanzar en eso que llamamos civilización, como para querer ahora volver a las cavernas. Los avances científicos y tecnológicos, que tanto molestan a la izquierda, han sido una de las consecuencias del capitalismo, que ha logrado que sus ciudadanos puedan disfrutar, en aquellos países en los que se ha implantado la democracia liberal y la libertad de mercado, las mayores y más altas cotas de bienestar de su historia.

Sí, la “culpa” de que ustedes vivan bien y que tengan derechos y libertades fundamentales es del capitalismo. De la libertad de mercado. En las democracias socialistas no se recuerda derecho alguno que no sea el de obedecer al dictador de turno. Por cierto, la culpa de que haya hambre no es precisamente de ustedes. Es la gran falacia de la “suma cero” – para que haya un rico tiene que haber un pobre, ¡vaya majadería!-. Se trata de crearles complejo de culpa para que así acepten más fácilmente sus tesis "liberadoras".

En los países subdesarrollados lo que no se ha implantado es ni la democracia liberal ni la libertad de mercado o capitalismo. ¿Hace falta más prueba que pensar en la ya afortunadamente extinta URSS? ¿Acaso la culpa de la miseria de aquél país era del capitalismo? No. El responsable era el sistema socialista que aplastaba los derechos y libertades individuales de los ciudadanos. Los responsables fueron una clase dirigente totalitaria que establecía, por ejemplo, planes quinquenales tipo PAC para los agricultores. Uno de sus exponentes fue el famoso Lyssenko, que hablaba de la revolución en la agricultura y que tantas hambrunas ocasionó. ¿Sabían que Lyssenko, ese genio del régimen que no tiene nada que envidiar a los ecologistas que hoy en día van proclamando –textualmente en algunos casos- que vale más la vida de cualquier bichito que la de una persona, llegó a afirmar que los genes no existían? ¿Sabían que llegaron a considerar las teorías que defendían la existencia de genes como reaccionarias y fascistas? ¿Sabían que se empezó a perseguir por parte del régimen soviético a los biólogos que aseveraban que semejante afirmación era una barbaridad? ¿Sabían que muchos de esos biólogos acabaron fusilados o en el gulag?

Caído el muro y vista la miseria que provoca el intervencionismo no han tenido mejor idea nuestros gurús que esconderse detrás del ecologismo y del victimismo de las minorías para tratar de imponernos a todos su fracasado y criminal sistema. Y su último invento es contarnos que Papá Noel va a morir ahogado por culpa del maldito hombre blanco capitalista. Todo ello, como siempre sucede con el socialismo, envuelto muy bien en mensajes de agit-prop que difunden los medios de comunicación. Y los ingenuos a asentir. Y es que los bobos solemnes todo se lo creen.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris