Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Color púrpura   -   Sección:   Opinión

El avance

Macarena López

lunes, 26 de diciembre de 2005, 01:12 h (CET)
Las estadísticas parecen reírse de nosotros y los debates sobre la sociedad en la que vivimos solo pueden decir: “hay avances, grandes avances”. Aquel que dijo un día: “España no es tan racista como otros países” desde luego no se equivocaba, peores lugares hay para que el germen de la violencia por razones de color pueda gestarse. El caso es que parece que aún hay gente que no comprende del todo las cosas y hay muchos que creemos que en el siglo XXI no es normal que todavía se sienta odio hacia otras personas por ser ‘diferentes’ en algo.

El problema llega cuando se junta el tocino con la velocidad. Me estoy refiriendo a un terrible suceso que ha causado la muerte de una indigente en Barcelona, una mujer que no es de nacionalidad española, y que ha sido brutalmente asesinada por dos jóvenes, que golpearon, insultaron y prendieron fuego a la chica cuando entraba en una sucursal bancaria. Lo que realmente causa indignación, al menos en mí, es que ahora salgan múltiples declaraciones poniéndonos a los chavales (de 18 años) como unos jóvenes que han sido tratados mal por la vida, que han tenido depresiones y que la marginación social les hace actuar así. Lo más ‘gracioso’ es que también se ha llegado a decir que “quizá no fue su intención el matarla”. Bien, a lo mejor eso no se considera ensañamiento, como tampoco se consideró en su día un brutal asesinato donde un hombre mataba a puñaladas a su ex pareja sentimental propinándole setenta cuchilladas en su cuerpo.

¿Dónde queremos llegar?: ¿realmente vamos a justificar un homicidio como involuntario porque ‘las criaturas’ dicen que no querían matarla?, ¿qué pretendían hacer con fuego? Van a creerles y los psicólogos darán sus razones, razones que no tienen una base. A la pregunta de: ¿es cierto que el homicidio puede basarse en situaciones personales de los acusados?, yo ya digo que no. No podría justificar un acto de ese calibre por motivos personales. Pero vendrán los vendedores de humos –psicólogos- y nos contarán que sí, que todo tiene su trasfondo social.

No valen los ‘perdone’ ni los ‘lo siento’. No vale el ‘avanzamos’ y luego ver esto. No valen las situaciones personales porque si estas valieran, acabaríamos matándonos entre todos. Es verdaderamente indignante como se intentan justificar estos sucesos con lo más mínimo y pasada una semana nadie se acordará que una persona murió en Barcelona asesinada por jóvenes que no querían hacer daño. Qué curioso es, preocupándonos más por el tabaco que por los asesinatos y la violencia. Sigamos avanzando.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris