Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde del precipicio   -   Sección:  

El comejugadores

Antonio Valencia
Antonio Valencia
lunes, 26 de diciembre de 2005, 00:15 h (CET)
Uno de los males fundamentales del Atlético de Madrid en los últimos no ha sido precisamente el de ser "El Pupas", en el sentido de tener muy mala suerte durante los partidos, sino el de hacer parecer que la gran mayoría de jugadores que ficha son mucho peores de lo que lo eran antes de vestir la elástica rojiblanca.

Los hechos son claros: Ibagaza, que era medio Mallorca (el otro medio era Eto'o) parece un jugador de Segunda B; Petrov, que maravillaba a Europa desde Alemania incluso durante la Intertoto, se asemeja a un vulgar correcaminos; Kezman, megaestrella del PSV hace dos temporadas, pasaría por un delantero normalito, y así sucesivamente. Incluso hay jugadores que vuelven a brillar una vez que fracasan en el Atlético, como es el caso de Movilla en el Zaragoza.

Cierto es que hay excepciones a esta norma, como Pablo, que ha ido a más desde que llegó del Albacete, Perea, un gran descubrimiento, o incluso Leo Franco, que está confirmando las dotes de portero que demostró anteriormente en Mérida y Mallorca, pero analizando los fichajes de los madrileños nos damos cuenta de que estos tres casos se salen de lo habitual.

Las razones de este gafe podrían tener que ver con la inmensa presión que rodea al club de la ribera del Manzanares. Una entidad muy grande, en teoría la tercera o cuarta de España, a la que se le exigen resultados después de cambiar a más de media plantilla, receta que rara vez lleva al éxito y generalmente lo hace hacia el abismo.

Hasta ahora, el Atlético deambula por mitad de la tabla, y la imagen de sus dos últimas salidas, Athletic y Osasuna, es poco menos que bochornosa, pese a lo cual dejó escapar dos puntos en Bilbao que tenía en el bolsillo aun cuando no hizo prácticamente nada. ¿Será balsámico el descanso navideño o sólo será un parón en la caída de este equipo hacia los puestos de descenso, de los que tan sólo le separan cuatro puntos? Como siempre, el tiempo dará y quitará razones.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris