Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A sangre fría   -   Sección:   Opinión

PP: El Vaticano, la COPE y Schwarzenegger

Jesús Nieto Jurado

domingo, 25 de diciembre de 2005, 01:25 h (CET)
La metáfora en los parlamentos ha caído en desuso, y cuando se recurre a ella, se hace de una forma burda e insultante que denigra a la gloriosa tradición en el menester del destripar verbalmente en la que somos especialmente versados los hispanos. Tanto es así, que la mera observación detenida de las expresiones mentadas por Rajoy y ZP respectivamente de los últimos días, nos ponen sobre la pista más certera del descrédito al arte del epíteto que se lleva a cabo en el Parlamento, desde que el populista Felipe abandonó San Jerónimo con su socarronería sevillana por montera, y la corrupción en los platos entrantes en el menú electoral de la derecha.

Al margen de estas expresiones, que perpetúan en los tabloides el mal inherente que la sociedad tiene de conocer la vida política por las sandeces de los parlamentarios, como metáfora de lo superficial en que navega la vida cotidiana de los electores, y a modo de epílogo originado por el balance tradicional que del año que se extingue se efectúa en estas calendas, la semana pasada caí en la cuenta en la vergonzante actitud de los dos espectros a los que la oposición ha rendido pleitesía irracional en el último ejercicio: la Iglesia y USA.

Pensaba, además, que la vertebración del discurso político de la oposición en las partituras exigidas por la Iglesia se me revela como algo incomprensible, ajeno a toda explicación lógica, una tesis reforzada por el “viva la pepa” de la vocera eclesial, cuyo “modus operandi” en el contencioso de Bolivia tipifica de manera diáfana los presupuestos a los que obedece la Inquisición adaptada al invento de Marconi.

La subyugación del PP a los preceptos más férreos de la religión, justifica la sequía en el ideario colectivo de Génova, que del viaje al centro prometido de hace unos años, ha pasado a sintetizar la oposición al gobierno tierno de Zapatero con la consigna de Dios, Patria y viejas leyes, de tal forma, que si la unidad de la patria no es ya viable en los términos prometidos en Georgetown por medios razonables, se efectuará el anhelo de unitarismo mitológico apelando a la esencia del catolicismo, que según Menéndez Pelayo, es la que justifica la unidad de la patria.

Y, si los populares critican duramente la supuesta tibieza del Ejecutivo en pos de la resolución del conflicto vasco respecto a ETA, la oposición demuestra de manera patente su compromiso con los derechos humanos humillando su programa ante las tesis de la Casa Blanca y los asilvestrados Estados Unidos, la nación que permite con normalidad hollywoodiense que un actorucho fascista y tarado, para mantener el saldo electoral en California, no condone la pena capital a un reo arrepentido tras treinta años en el corredor de la muerte.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris