Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

Censura returns

Raúl Tristán

domingo, 25 de diciembre de 2005, 01:25 h (CET)
¡Cuánto nos gusta a todos hablar de libertad de expresión! ¡Hasta que nos toca a nosotros ser los criticados! ¿Verdad?.

La política de legislación en materia de medios de comunicación que se está llevando a cabo en la actualidad, parece querer corresponder fielmente a la que se ponía en práctica en los tiempos de la censura institucional alumbrada por el franquismo recalcitrante.

Gozamos de un saludable Estado democrático y de derecho en el que la mismísima Constitución se arroga el deber de garantizar para todos los españoles la libertad de expresión.

Sin embargo, precisamente ahora que es posible sintonizar un sinnúmero de cadenas televisivas públicas y privadas o de emisoras de radio; ahora que la lectura de diarios nacionales y locales está al alcance de cualquiera, gracias a la prensa escrita o digital, de pago o gratuita; y sobre todo, que todos esos medios responden a diferentes ideologías, identificables y no a una sola, es cuando, desde los órganos de poder de diferentes gobiernos: central y autonómicos, pretenden acallar las palabras surgidas de bocas disidentes, de dedos que teclean artículos críticos, de columnistas que lanzan al aire sus opiniones libres y válidas.

Primero ha sido el intento de “ejecutar” a los periodistas con un Estatuto del idem, hecho a la medida del poder, y que la mayoría de los profesionales han rechazado. Por suerte para mi, no soy periodista...

Después han venido los ataques a la COPE. Cadena que peca de ser excesivamente permisiva con ciertos individuos que emplean su foro de opinión haciendo un uso poco profesional y ético del mismo, pero ese hecho no otorga a nadie el derecho a su “acoso y asalto”.

Más tarde, ha aterrizado la Ley Audiovisual de Cataluña, repudiada por la FAPE y calificada de anticonstitucional, pues se atribuye poderes que no pueden, bajo ningún concepto, serles consentidos.

Y ahora, parece ser que el ministro Montilla pretende establecer un organismo de similares características pero de ámbito nacional (español): el CEMA (Consejo Estatal de los Medios Audiovisuales)...

Señores, la libertad de expresión es un derecho al que no estamos dispuestos a renunciar, ni los profesionales ni los amateurs. Ha costado mucha sangre, sudor y lágrimas alcanzarlo.

Para determinar la veracidad de la información, para controlar lo que se dice en los medios, ya están los propios medios, con sus redactores jefes, sus directores, etc... que son los que velan porque en los artículos de sus columnistas, o en sus noticias, se intente ser fiel a la realidad, se vigile el respeto al otro, se cuide la expresión del lenguaje. Son ellos y, en última instancia los jueces, quienes deben de llevar la batuta. La orquesta es suya, no del Gobierno de turno.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris