Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los insultos de los políticos

Mariano Estrada (Alicante)
Redacción
domingo, 25 de diciembre de 2005, 01:25 h (CET)
Patriota de hojalata, bobo solemne... Qué se yo. No está lejos el día en que Bono llamó gilipollas a Blair ni la época en que Felipe González dijo aquello de que Aznar y Anguita eran una misma mierda. También algunos diputados de a pie se han empleado a fondo desde la sufrida tribuna de oradores, como es el caso del cantautor Labordeta que la bordó llamando gilipollas a un diputado del PP, a la vez que le mandaba callar. ¡Caate, coooo-ño!

Pero a mí, que me gusta zaherir de una manera más fina, el insulto que más me ha gustado es el que profirió Alfonso Guerra para designar a los señores de aquella derecha derechona de la transición, que era toda francófila. Les llamó filibusteros. Con todas las letras. Guerra tenía un poco más de imaginación que los citados anteriormente, y mucha más que el señor Carod-Rovira que, tratando de envalentonar a Zapatero, para que le dé la independencia, no se le ocurre otra cosa que llamarle “acojonado”.

Pero bueno, ¿en qué quedamos? Lo que tienes tú en la mano no lo puede tener él de corbata. Y es que no hay por dónde cogerlos. Porque, a ver, ¿por dónde cogemos a Pepiño que llamó canalla a Rajoy al tiempo que le estaba diciendo que el PSOE no insultaba? Menos mal que Pepino tiene cara de chiste ¿Será esto un insulto? Y sí, tiene cara de chiste, pero chiste serio. En cuantis que se ride la caga.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris