Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Europa volverá a ofrecer a Teherán la iniciativa de Moscú

Piotr Goncharov
Redacción
viernes, 23 de diciembre de 2005, 23:14 h (CET)
A Irán lo espera un complicado diálogo con la UE sobre el programa nuclear. Las negociaciones se han reanudado el 21 de diciembre en Viena y van a girar alrededor de un tema en esencia: los europeos le van a ofrecer a Teherán de hecho la iniciativa promovida por Moscú: la da sacar fuera del país el proceso de enriquecimiento del uranio. En opinión de la mayoría de los expertos, tal variante contribuiría, sin lugar a dudas, a restablecer la confianza hacia el programa nuclear iranio como el apuntado a utilizar la energía del átomo con fines pacíficos. ¿Qué actitud va a mantener la parte iraní? ¿En qué grado estará dispuesto Teherán a hacer concesiones?

De momento Irán sigue insistiendo en su derecho legítimo a fabricar combustible nuclear para la central atómica en su territorio nacional, así como refuta todas las acusaciones respecto a su supuesta aspiración a crear bomba atómica bajo la cobertura de desarrollar un programa nuclear pacífico. Los iraníes ven una amenaza directa a su ciencia en los proyectos de instituir empresas mixtas con el fin de realizar el enriquecimiento del uranio en terceros países. El domingo pasado, el secretario del Consejo Supremo para la Seguridad Nacional de Irán, Ali Larigani, manifestó: el problema existente entre EE UU y otros países occidentales, por una parte, e Irán, por la otra, no estriba en la bomba nuclear. Dichos Estados quieren que Irán siga siendo consumidor de altas tecnologías, como lo son algunos de los países limítrofes, en vez de ser su productor.

Las negociaciones pueden coronarse de éxito si se logra hallar una decisión que no les cierre a los científicos iraníes el camino hacia la labor investigadora, no importa en qué territorio se realice ésta.

La actual ronda de negociaciones de Viena puede resultar decisiva ante la toma de un veredicto definitivo respecto al dossier nuclear iranio en su conjunto. El Consejo de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en marzo próximo deberá poner el punto final en el asunto de si se debe elevar el dossier al Consejo de Seguridad de la ONU, según lo exige EE UU, o cerrarlo.

Mas expertos opinan que la ronda de turno de las negociaciones iranio-europeas no va a aportar resultados palpables. En tal caso EE UU y otros países occidentales, intentarán, sin duda, presionar sobre Rusia, la que hasta hoy día se ha manifestado en apoyo al programa nuclear pacífico de Irán, con el fin de que ella no recurra a su derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU a la hora de votarse la propuesta de introducir sanciones internacionales contra Irán.

A Rusia le suelen asignar un papel especial – cada vez más notable – en la solución del problema nuclear iranio. Rusia tanto apoya el desarrollo por Irán de su programa nuclear pacífico como coopera con él en los más diversos campos, incluidos el militar, el de seguridad y el de energía atómica.

Además se cree que el país donde podría instituirse una empresa mixta de enriquecimiento del uranio es Rusia y que a Irán ya se le hicieron las respectivas propuestas. Verdad que el presidente del parlamento de Irán, Golamali Haddad Adel, al visitar la semana pasada la capital de Rusia, reunido con los periodistas, subrayó: Teherán no ha recibido tales sugerencias de Moscú, pero aceptaría sostener conversaciones al respecto.
Irán no oculta que considera importantes y difíciles las actuales negociaciones en Viena, pues de sus resultados depende cómo va a estructurarse en lo venidero la política de Irán en materia nuclear.

Al insistir en su derecho a crear el ciclo nuclear completo, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, firmó hace unos días una ley que estipula cerrar a los inspectores internacionales el acceso hacia los objetivos nucleares en Irán en caso de agravarse la situación en torno a su programa nuclear. De momento los inspectores están trabajando enérgicamente sin que nadie les oponga trabas. Según esa ley, el Gobierno de Irán deberá adoptar tales medidas si la AIEA considera necesario elevar al Consejo de Seguridad de la ONU el estudio del conflicto en torno al programa nuclear iranio.

Es difícil juzgar de la eficacia práctica que va a tener tal ley. Pero es obvio que al firmarla, el presidente Ahmadineyad de hecho ha proclamado que Irán puede hacer parar automáticamente el cumplimiento del Protocolo Adicional al Tratado de No Proliferación del Arma Nuclear. Pero es que precisamente dicho Protocolo obliga a sus signatarios a garantizar la transparencia de sus tecnologías nucleares.

En opinión de unas fuentes rusas cercanas al proceso negociador, la posición de Moscú será la de antes: la AIEA tiene que seguir siendo el mecanismo principal de solución del problema nuclear iranio. Pero no sería de sobra hacerle recordar a Teherán que, a la par con los derechos que concede la AIEA, también establece los deberes, dicen estas fuentes.

____________________

Piotr Goncharov es analista de RIA Novosti.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris