Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

Del azul al negro

Adrián Candal
Adrián Candal
viernes, 23 de diciembre de 2005, 23:09 h (CET)
La noticia de la contratación de Fernando Alonso por la escudería Mc Laren- Mercedes ha caído como una potente bomba en por Europa. Parece como si se rememorasen tiempos de la Gran Guerra por el viejo continente. Desde luego, fue un importante punto a favor de la escudería alemana. El campeón del mundo. El joven con más futuro y talento de todo el panorama automovilístico.

Quién dude que el asturiano no hizo lo debido al cambiar de escudería está equivocado. Como decía un conocido periodista esta semana, lo que ha hecho Alonso con Renault es equivalente a que el Dépor ganara la Champions. Es decir, un milagro.

El paso de Fernando Alonso ha sido un avance. Subir un peldaño más. Conseguir la posibilidad de conducir un coche muy superior, y tener en su equipo uno de los mayores presupuestos del mundo. Se trata de triplicar el sueldo del español. De cobrar 40 millones de euros, a los que habrá que sumar la fortuna que recibe de publicidad. No se engaña a nadie cuando se dice que a Alonso lo tenemos hasta en la sopa.

Pero el problema no lo tendrá Alonso, que ganará en coche, en dinero y en todo. Ni en el año de transición que le resta en Renault, pues la escudería gala es lo suficientemente profesional como para no darle a ‘Magic’ Alonso el coche gafado, ni apartarlo del equipo. El problema lo tendrán sus patrocinadores, en especial Telefónica. La compañía, que había dejado de patrocinar el motociclismo para centrarse en Fernando, verá como su máximo estandarte se le escapa de las manos. Además, con el anuncio de que Vodafone pasará a patrocinar Mercedes, a Telefónica se el cierran las puertas del ‘negocio Alonso’.

Por tanto, para el Campeón del Mundo de la Fórmula Uno todo serán ventajas. No tendrá tampoco que competir con Kimi Raikkonen, puesto que sería inviable que tras el duro enfrentamiento deportivo de esta temporada pudieran tener lugar en un mismo equipo dos campeones. Pues ya lo saben, ahora solo toca cambiar los colores. La marea azul tendrá que pasar a ser negra.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris