Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Política   PSOE   -   Sección:   Opinión

Sánchez habla de reconciliación mientras sigue abriendo viejas heridas

Quien salga elegido nuevo presidente del PP deberá aprender del pasado y devolverle, al PSOE del señor Sánchez, golpe por golpe, traición por traición
Miguel Massanet
miércoles, 20 de junio de 2018, 07:13 h (CET)

Es obvio que España ha entrado en una situación de efervescencia hábilmente manejada por los nuevos gobernantes, algo que no debería sorprendernos ya que, pese a las críticas que le llovieron al gobierno del PP, injustas e inciertas por cierto, de dirigir algunos medios informativos, especialmente la TV1, la realidad ha dejado patente que, apenas los nuevos inquilinos de la Moncloa han empezado a dirigir el país, se ha producido la más que evidente explosión de entusiasmo, apenas contenida, que hemos podido apreciar en algunos de los presentadores y participantes en los programas habituales de dicha cadena. Es evidente que los medios de comunicación de toda índole, en su gran mayoría, están dominados en casi toda España por las izquierdas, como también esta tendencia progre y filocomunista, está en el propio ADN de los miembros de la farándula y de todos aquellos que forman este mundillo especial de artistas, escritores, y demás personajes de esta jet que se ha apoderado de las TV, de cuyas ubres se han acostumbrado a vivir, a costa de mostrar sus intimidades, físicas y morales, de las que han aprendido a conseguir cuantiosos beneficios que, de cualquier otra forma, dado su pobre acervo cultural, de ninguna manera hubieran conseguido obtenerlos o, ni siquiera, aproximarse a ellos.


Si estos días pasados hemos asistido a este espectáculo mediática que han montado con el tema del barco Aquarius y sus migrantes, mientras se ha silenciado la llegada de 1300 inmigrantes por el sur de la península porque, a estos, no se los ha recibido con alharacas ni con masiva presencia de reporteros, para que lo que se ha venido anunciando respecto a efecto “llamada” que, inevitablemente, si Europa no pone remedio en un corto plazo, se va a producir dado que los explotadores de estas pobres gentes, los negreros del SigloXXI, ya han aprendido que la ruta de Italia con el señor Salvini al frente del gobierno, se les ha convertido en prohibitiva y, por el contrario, el destino a España, ha adquirido un atractivo que producirá que los nuevos envíos de migrantes vayan llegando a las costas españolas para invadirnos. Todas las declaraciones, la propaganda que han venido realizando sobre el control que presumen de haber mantenido respecto a los recién llegados, parece que se ha esfumado cuando, según una última información, 22 de los recién llegado ya no acudieron a dormir al centro de acogida, presumiéndose que han emprendido, por su cuenta, el camino hacia la nación francesa en la que seguramente aspiran a quedarse.


Lo cierto es que, el recientemente nombrado nuevo presidente del gobierno de la nación española, ya ha confirmado que mintió cuando dijo que aspiraba a derrocar a Rajoy para, seguidamente, convocar unas elecciones que determinasen la nueva situación política del país. En sus declaraciones en la TV se desdijo y, sin que se le cayera la cara de vergüenza, cambio su versión primitiva para afirmar que va a gobernar durante todo lo que queda de legislatura. Una pretensión que solamente se puede entender, dado el escaso número de escaños de que dispone en el Congreso, si es que ha renunciado a conseguir promulgar leyes que difícilmente conseguirían la aprobación de la mayoría de parlamentarios. A cambio, ha decidido iniciar una política de gestos propagandísticos, de cara a la galería, con los que intentará mantenerse hasta que lleguen las elecciones legislativas.


Uno de los gestos con los que pretende conseguir el apoyo de los nostálgicos de la II República ( dominada por los socialistas y anarquistas) consiste en utilizar señuelos como este que se ha sacado del bolsillo consistente en proponer exhumar los restos del general Franco de su lugar de reposo en el Valle de los Caídos, cuando hace más de 40 años que falleció y ya hay generaciones que no tienen idea de quien fue, con lo que se pretende, aparte de demostrar el rencor de quienes fueron abiertamente derrotados por él, algo que por mucho que se empeñen en anunciarlo no deja de ser un imposible: la reconciliación de las dos Españas. Una manera hato curiosa de conseguirlo si va acompañada por un acto que puede ofender a una gran parte de los ciudadanos que no se sienten identificados con la filosofía de las izquierdas, aunque no fueran partidarios del general Franco; con lo que no va a conseguir más que ir reabriendo las heridas que ya parecía que habían cicatrizado en uno y otro bando, volviendo a sacar a relucir los muertos de uno y otro bando que, con motivo de aquella Guerra Civil, se produjeron, no sólo en el frente de batalla, sino en la retaguardia. Resulta exasperante escuchar a muchos que apenas han investigado lo que sucedió en aquellos años, pretender dar lecciones de humanidad, achacando a las tropas de Franco crímenes, muchos de ellos fruto de la imaginación de quienes quisieron embarrar la vitoria de los nacionales, de lo que fue la post guerra. Se olvidan, y convendría que todos estos indocumentados o, todavía peor, personajes cargados de rencor y de odio que con el pretexto de la Memoria Histórica aprovechan para mentir e inventarse calumnias, olvidándose lo que sucedió a partir del 18 de Julio en Cataluña, Valencia y Madrid, donde sistemáticamente las patrullas “del amanecer” y los de la CNT y la FAI, se dedicaron a visitar los domicilios de personas de derechas, de católicos, religiosos e incluso republicanos a los que, por diversas razones, les tenían ojeriza para robarles, asesinarlos en el mismo lugar o bien llevándoselos a la Rabassada (Barcelona) donde eran fusilados sin juicio previo. Fueron muchos miles los que murieron o fueron llevados a las chekas que se instalaron en distintos lugares de Barcelona, Valencia y Madrid, dirigidas por los distintos partidos de izquierdas, donde se torturaba, se chantajeaba, y se remataban a los infelices que iban a parar a ellas, martirizados por las expertas manos de especialistas en causar el máximo dolor. No olvidemos lo sucedido con la saca de las cárceles madrileñas, atribuida a Santiago Carrillo, y los asesinatos de miles de presos de derecha, republicanos y religiosos en Paracuellos del Jarama. El que esté libre de culpa que tire la primera piedra.


Ahora, este sujeto resabiado que ha asumido la presidencia del Gobierno, muestra el “talante” frente populista con el que inaugura su gobierno y ya empieza a prometer a diestro y siniestro y a distribuir subvenciones millonarias a todos aquellos que piensa que le van a ayudar a mantenerse en el poder. Ha empezado por destituir de sus cargos a todos aquellos del PP para sustituirlos por miembros de su partido y, por si faltara algo, ha empezado por darle la bofetada simbólica al rey de Marruecos, tradicionalmente destinatario del primer viaje de los gobernantes españoles, para programar su primera visita a Francia, para entrevistarse con el señor Macron. Lo que piense Mohamet VI respecto a este desaire probablemente se lo guardará para sí mismo pero, es muy posible que llegue el momento en el que le devuelva el “cumplido” al señor Sánchez, en el instante menos pensado. Por otra parte es muy posible que, ante las dificultades que va a tener en el Congreso para sacar adelante sus grandes proyectos, intente compensar esta carencia procurando activar, dentro de lo posible, su presencia en los organismos internacionales o con visitas a jefes de Estado de naciones con las que tenemos buenas relaciones, para aprovechar la propaganda que pueden generar semejantes actos internacionales en el pueblo español, que está predispuesto, al menos en una parte importante, a sentirse atraído por él.


Otro de los aspectos en los que va a tener que ir pisando huevos va a ser en sus relaciones con los separatistas catalanes y, podríamos añadir, vascos, con los que tuvo conversaciones y es muy posible que se vea obligado a compensarles por su apoyo a la moción de censura. No hay duda de que entre los líderes separatistas, con el señor Torra a la cabeza, van a intentar sacar todo lo que puedan del señor Sánchez, que por su parte, ya parece que ha tenido palabras relativas al Estatut que pueden indicar una cierta disposición a intentar devolverles lo que en la resolución del TC se declaró anticonstitucional y que dio lugar a que 14 de los artículos quedaran modificados o suprimidos. De lo que podemos estar seguros es de que no van a parar hasta conseguir acercar a los presos desplazados en prisiones situadas en otras autonomías del país a cárceles catalanas; tal y como han estado intentando los separatistas desde que un grupo de las más destacados, en los actos revolucionarios que tuvieron lugar en Cataluña, fueron encarcelados provisionalmente al ser imputados por el juez Llarena.


Lo que queda evidenciado es que, hoy más que nunca, es necesario que un partido de derechas o centro-derecha, salga reforzado del próximo congreso del PP. El hecho que, contrariamente a lo previsto, sean tantos los que finalmente se han decidido a dar el paso adelante para aspirar al cargo del señor Rajoy, puede que enriquezca el debate de ideas que se vaya a producir en los distintos enfrentamientos que tengan lugar entre los aspirantes y, a la vez, sirvan para que del debate que se produzca se puedan sacar conclusiones sobre cuál de ellos evidencia más cualidades para asumir la dirección del partido en unos momentos extremadamente difíciles para él, lo que va a exigir que, el procedimiento electoral que se ponga en marcha, permita a todos los electores representados por los miembros adscritos al partido expresar, mediante su voto, sus preferencias y que, de los resultados del correspondiente escrutinio, salgan los más cualificados para optar a la presidencia del PP.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, entendemos que ha llegado el momento de que el PP retorne a sus orígenes, recupere los valores que han estado vigentes antes de que la nueva ola de dirigentes entendieron que debían de abandonar la antigua política para acercarse a posiciones más cercanas a las del resto de partidos, especialmente al propio PSOE; cuando renunció a derogar las leyes del aborto, de los matrimonios de homosexuales y adoptó, respecto a la incipiente revolución de los soberanistas catalanes y, en menor medida, vascos, una actitud mojigata, de tolerancia y de excesiva permisividad respecto a los actos subversivos, cada vez más atrevidos y desafiantes, de los dirigentes catalanes, en lugar de tomar el toro por los cuernos y adoptar medidas enérgicas para cortar de raíz lo que, con el paso de los años, se ha demostrado haber sido uno de los mayores peligros para la democracia y la unidad de la nación española.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris