Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

17 y la Navidad

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 21 de diciembre de 2005, 00:15 h (CET)
Plantar un árbol, leer un libro, tener un hijo, son tres propósitos mínimos, que algunos hombres se plantean ante la vida. Algunos de los 17 que fallecieron en Afganistán no llegaron a realizarlos. En viaje sorpresa, el presidente del Gobierno y los responsables de Exterior e Interior acompañados por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general de Ejército Félix Sanz, acuden al lugar del accidente a plantar 17 árboles. Los plantarán por ellos, en nombre de 17 entregados militares que no vivirán esta celebración de la Navidad.

La presencia allí de autoridades en estas fechas, no se entiende sin la Navidad. Navidad para unos hombres que ofrecieron su vida al servicio del pueblo que prometieron defender y de la democracia. Navidad que celebra el que Dios se hizo hombre entre nosotros. Navidad que simboliza el cristianismo que cimentó y sin la cual no se entiende la democracia en el mundo occidental.

17 hombres murieron en Afganistán por defender la democracia fruto de nuestra herencia occidental. 17 hombres cuya muerte fue una entrega generosa, que no ha sido recompensada ni aclarada. 17 militares que pertenecieron -y pertendecen- al Ejercito integrado en el ministerio de Defensa, que murieron como militares. Navidad en el recuerdo para ellos y sus familias. Recibieron cristiana sepultura con manto amarillo, en el que en vida jamás pensaron. Eran militares que acudieron allí donde su pueblo les reclamó, sin que hasta la fecha sus autoridades hayan aclarado su muerte.

Una oración por sus almas y el esclarecimiento de los hechos para su descanso eterno. Distintivo rojo para ellos y que les fue negado. Distintigo rojo para militares que murieron por su ejercito y por su pueblo. Reconocimiento para ellos y los que allí les acompañaron y aún permanecen, esta celebración del día de Navidad.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris