Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

El negocio del tabaco

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
miércoles, 21 de diciembre de 2005, 00:15 h (CET)
En plena campaña de concienciación para dejar el tabaco y a pocos días de su prohibición en muchos lugares, la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, se ha enfrentado a la todopoderosa industria tabaquera. La ministra ha declarado que “tienen intereses muy claros”… ¿el Gobierno no?

Vamos a repasar una noticia de septiembre: “El 17 de septiembre de 2005 se acuerda incrementar los impuestos especiales sobre el alcohol y el tabaco para afrontar el déficit sanitario”. Al Gobierno también le interesa que la gente fume, pero marcas caras, quizás más que a la propia tabaquera, porque ambos ingresan dinero en sus arcas a costa de la salud de los demás con una sola diferencia: unos venden y otros dejan vender gravando impuestos cuando tienen la posibilidad de prohibirlo.

También le preocupa mucho este tema a Pedro Solbes, ministro de Economía y Hacienda, ya que han aumentado las ventas de las marcas de tabaco barato y eso genera más ingresos pero de menor cantidad, algo que no le interesa al Gobierno.

Cuando uno lee ciertas noticias en los periódicos se sorprende. Hoy en día está más perseguido en España, concretamente en Madrid y próximamente en Barcelona, una persona que compra un cd de música en el topmanta (ojo, más perseguido el que lo compra que el que lo vende) que una persona que vende un producto que daña la salud pública. La industria de la música mueve muchos millones pero en cuanto empiezan a ganar menos (mucho más por lo que ofrecen) el Gobierno se moviliza con ellos, primero con un robo a mano armada a los consumidores en forma de canon a los cd’s vírgenes y después con persecuciones callejeras.

Lo pone bien claro en todas las cajetillas: FUMAR MATA, ¿por qué no se prohíbe totalmente? Ahora lo limitan en muchos espacios, de acuerdo, pero me pregunto por qué se sigue vendiendo un producto que causa el 90% de los casos de cáncer de pulmón. Además, el Gobierno se lucra con ello y cuando no lo hace todo lo que esperaban, protestan. Increíble, ver para creer.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris