Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

No todo se hizo mal

Juan Escribano Valero (Madrid)
Redacción
martes, 20 de diciembre de 2005, 00:44 h (CET)
En el pasado mes de noviembre se ha escrito y hablado mucho de Franco, el que fue jefe del Estado (no el periodista de Barcelona). Esto ha traído a mi memoria que en mi juventud, en más de una ocasión corrí delante de los grises y, en más de una ocasión, el gris que corría detrás de mí, corrió más que yo y midió mis costillas con el vergajo.

Hoy, desde esta atalaya a la que nos encumbra los años, contemplo aquellas carreras y pienso que quizá no estaban del todo justificadas, pues son muchas las cosas que se hicieron bien; la creación de una amplísima clase media, la Seguridad Social, que a Franco se le llamara “Paco el rana”, gracias a eso podemos hoy beber agua, tener hospitales, etc.

Pero lo que a mí me parece que se hizo mejor fueron los centros de enseñanza. Sino, a las pruebas me remito. Don José Luis Corcuera aprende su oficio de electricista en la escuela de aprendices de AHV y, nada más y nada menos que llegó a ministro del Interior del gobierno de España. El señor Montilla aprende mecanografía y FP, y ahí lo tenemos, de ministro de industria al servicio de La Caixa. El señor Roldán creo que hizo cronometraje en el PPO, y llegó a director general de la Guardia Civil.

En la cárcel, centro de rehabilitación, entró el Lute y, salió don Eleuterio Sánchez (una pluma entre rejas). Entró en la cárcel un obrero llamado Marcelino y salió todo un estupendo dirigente sindical. A la vista de todo esto está claro que no todo lo hizo mal el dictador. Hay más cosas pero no hay espacio.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris