Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

Ad Kalendas graecas

Adrián Candal
Adrián Candal
martes, 20 de diciembre de 2005, 00:22 h (CET)
La eterna decepción se llama Atlético de Madrid. Ya pueden fichar al mismísimo Ronaldinho Gaucho que el equipo no levantará cabeza. Resulta un discurso muy agonista, pero ¿Qué otra cosa se puede decir de un club, que con más de 25 millones de euros gastados, realizó la segunda máxima inversión en fichajes de este verano, tras el Real Madrid, y está dando ese nefasto espectáculo? Sobran los argumentos.

Si la semana pasada, el ‘grandísimo’ Alavés, con todos los respetos para el equipo de Piterman, le daba la vuelta al gol de los colchoneros y robaba un punto en el Calderón, en esta ocasión volvió a ocurrir otro tanto de lo mismo en Mallorca. El equipo de Cerezo dejó que le remontaran un marcador que en los primeros doce minutos ya dominaba por dos tantos a cero. Resulta que lo poco que hace bien, adelantarse, lo pierde como nada. El Atlético de Madrid no sabe mantener los resultados.

Ni Petrov, ni Ibagaza, ni Torres, ni el Virrey, ni nadie. La gente colchonera se ilusiona a la mínima de cambio, pero la verdad es que poco les dura la alegría. No es que jueguen mal al fútbol, realmente el Atleti dejó buenos minutos de fútbol a lo largo de la liga. Basta con recordar el partido de Vigo o el de A Coruña, en los que recibió sendas e injustas derrotas, o el encuentro contra el Villarreal, que le arrebató un punto en el último suspiro.

Y en el último suspiro sufrió también el gol del empate en Son Moix. La historia se repite. No debe ser casualidad cuando son tantas las ocasiones en las que el Atlético de Madrid le dice adiós a los puntos. Es el equipo que más empates tiene en su haber (ocho), uno menos que el conjunto que se otorgó el ‘San Benito’ de ‘club de los empates’, es decir, el Zaragoza. Y como sabe todo el mundo, los empates en las ligas de tres puntos no valen para nada.

Ayer, un conocido presentador de la información meteorológica comentaba que en las Islas Baleares el cielo estaría muy nublado, con posibilidad de precipitaciones débiles. Para no ser menos, el presentador se equivocó. La cosa fue peor de lo anticipado. No solo había nubarrones en Mallorca, por el nefasto juego de los dos equipos, sino que éstas viajaron en el avión del Atlético hasta la capital de España.

¿Qué hará ahora la directiva? ¿Echaran a Bianchi? ¿Ficharán a más gente? Total para que… Ahora la UEFA la tiene a diez puntos, y su objetivo, la Champions, a 10.

A este paso, el Atlético de Madrid cumplirá los objetivos que se planteaban a principio de temporada ad Kalendas graecas. O lo que es lo mismo, nunca.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris