Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

¿Con qué brindamos?

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 18 de diciembre de 2005, 04:35 h (CET)
¿Con cava catalán o con vino espumoso de la tierra? El gran dilema de estas fiestas está servido en bandeja y nunca mejor dicho. Cualquiera diría que se acabó el glamour de uno de los anuncios más emblemáticos de la Navidad junto a otro más nuevo, el del calvo lotero, el de las burbujitas traviesas y doradas haciendo de las suyas junto a la estrella de turno promocionando el cava catalán.

El primero a quien se le ocurrió boicotear un inocente producto regional como castigo social y de consumo parece que dio en la diana e inventó sin darse cuenta el quinto o sexto poder, tras el poder ejecutivo, legislativo, jurídico, económico y mediático.

Podríamos denominar a este nuevo poder como el poder “perjudicial” pues lo que intenta es excluir a alguien o a algo con la intención de perjudicarle y presionarle sin otro afán que el de molestar.

El poder “perjudicial” estaría enfrentado al solidario. Un ejemplo de este último lo pudimos comprobar cuando la catástrofe gallega, nacional y mundial del chapapote. Muchos querían ayudar pero no les era fácil viajar hasta el Cantábrico, vestirse con un mono blanco y botas altas y limpiar las negras y devastadas aguas y playas. A alguien se le ocurrió, casualidad que fuera también en Navidad, es decir en una época solidaria pero también exageradamente consumista, la idea de adquirir productos gallegos, hasta apareció una buena campaña mediática de productos regionales de esa comunidad autónoma. Mientras mirábamos a los voluntarios limpiando las rocas y las arenas no nos remordía la conciencia si tomábamos un poco de ribeiro, pulpo o empanada gallega.

Poder perjudicial o poder solidario, dos nuevos poderes que se instalan en nuestras conciencias para castigar dando un tirón de orejas a quién haga falta, o premiar, ayudar o aplaudir desde el supermercado a golpe de monedero o tarjeta de crédito y carro de la compra.

Es un nuevo poder que ya andan analizando los expertos sociólogos. De momento, en esta Navidad serán protagonistas y motivo de chanza las burbujas de las copas de champagne y de cava, burbujas rivales y espumosas, burbujas nacionalistas, nacionales e internacionales, burbujas que nos salpicarán en los cócteles, almuerzos y veladas, inocentes ellas, sin saber que tienen apellido y origen y que el hombre las boicotea con el mismo gusto que se las bebe.

Mal empezamos, media hora antes de mandar este escrito al diario, se acaba de fallar un premio de novela importante y todos brindamos. La novela premiada “El octavo pilar” del malagueño José Baena, trata un tema muy interesante pero allí los contertulios mientras nos saludamos y hablamos de esta y de otras obras literarias, no podemos evitar preguntar a los profesionales que sirven las bandejas: ¿Es cava catalán? No, es vino espumoso de Tomelloso, nos dicen. Y tan bueno. Según se mire también es una elección basada en el poder de confianza de nosotros mismos y sin duda de un poder también muy solidario.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris