Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Nube de humo

Ángel Sáez (Sevilla)
Ángel Sáez
sábado, 17 de diciembre de 2005, 02:02 h (CET)
Una nube de humo procedente de Londres se acerca a la península Ibérica. La ministra de Medio Ambiente de nuestro país ha pretendido tranquilizar a la población, asegurando que su toxicidad es comparable a la polución que se cierne sobre Madrid en un día con condiciones atmosféricas adversas.

¿Realmente la ministra apacigua las inquietudes que esta nube de humo ha despertado en España? A mi modo de ver, ningún madrileño y, en general, ningún ciudadano de una gran ciudad, debería sentirse reconfortado con las palabras de la ministra, pues debe ser muy desagradable vivir, a diario, bajo un manto de contaminación similar a la mancha de humo, aunque debilitada por su largo viaje, que ha emanado de un incendio de magnitud sin precedentes.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris