Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   EUROLIGA / JORNADA 7   -   Sección:   Baloncesto

El Maccabi impone su ley en el Palau (78-88)

El Barcelona se vio incapaz de hacer frente a un conjunto israelí que dominó de principio a fin.
Iago Viñas
jueves, 15 de diciembre de 2005, 23:42 h (CET)
Con esta derrota, los blaugranas se complican enormemente su clasificación de cara a la segunda ronda de la Euroliga, puesto que ocupan la última de las cinco plazas que dan acceso a continuar en competición.

Cristian Rodríguez / Enviado especial al Palau

No podía comenzar peor para el Barcelona un encuentro que su entrenador había calificado como una final en las horas previas. El Maccabi saltó a la pista como un ciclón, y cuando los jugadores de Dusko Ivanovc se quisieron dar cuenta el luminoso marcaba un preocupante a todas luces 0-10. Parecía que tras un tiempo muerto los locales comenzaban a reaccionar, pero no fue más que un espejismo. Los jugadores israelíes seguían sin aflojar el pistón y cerraban el primer cuarto con un concluyente 15-27.

De nuevo se le atragantaría al Barcelona el inicio de otro cuarto, esta vez el segundo, y en un visto y no visto los jugadores dirigidos desde la banda por el polémico Pinhas Gershon se marchaban de 17 puntos en el marcador. El Maccabi superaba una y otra vez la defensa catalana, y el alero Tal Burstein veía aro con absoluta facilidad. La garra de Grimau en defensa y el buen hacer de Kakiouzis harían que se llegara al descanso con un triste 38-48 en contra.

Tras la continuación el Maccabi no quería dejar lugar a dudas, y tras ir siempre ganando por una diferencia que rondaba los diez puntos, parecía que podrían romper el partido en cualquier momento. Y así fue como con un par de canastas consecutivas de Anthony Parker los israelíes vieron como ampliaban su diferencia hasta unos 16 puntos que ahora si parecían insalvables por parte del equipo local.

A todo ello contribuyó el inexistente juego interior del Barcelona, incapaz de meter un balón para sus pívots en la zona durante todo el partido, perdiéndose en un enmarañado juego de perímetro que no le llevaba a ningún lado. Y por que no decirlo, el desconcertante arbitraje del finlandés Jungerbrand, capaz de sacar de sus casillas a todo el pabellón blaugrana con sus reiteradas señalizaciones a favor de los macabeos en todas las jugadas dudosas. Total, un último cuarto de puro trámite en el que el Maccabi consiguió una máxima ventaja de veinte puntos que fue reducida a los diez de diferencia finales en los minutos de la basura (78-88).

78 - Winterthur FC Barcelona (15+23+17+23): Williams (10), Basile (6), Thornton (4), Fucka (1), Marconato (9) -equipo inicial-, Vujanic (6), Kakiouzis (21), Gasol (2), Grimau (5), De la Fuente (10) y Trias (4).

88 - Maccabi Tel Aviv (27+21+23+17): Solomon (8), Burstein (24), Parker (17), Baston (16), Vujcic (16) -equipo inicial-, Sharp (2), Shason (2), Penney (-), Arnold (2), Green (1) y Dotan (-).

Arbitros: Koukoulekidis (Grecia), Jungenbrand (Finlandia) y Cerebuchi (Italia). Señalaron falta técnica al entrenador del Winterthur Barcelona, Dusko Ivanovic (min. 5). Eliminaron por cinco faltas personales a Sharon Shason (min.34) y a Maceo Baston (min. 36).

Incidencias: partido correspondiente a la séptima jornada de la Euroliga disputado en el Palau Blaugrana ante 5.763 espectadores. El partido fue presenciado por el ex jugador de los Boston Celtics de la NBA Larry Bird.

El bueno: Tal Burstein. El alero israelí fu eel mejor de su equipo con 24 puntos y 32 de valoración.

El feo: Pinhas Gershon. El entrenador del Maccabi volvió a demostrar su mala educación haciendo esperar a los periodistas en la sala de prensa mientras terminaba de fumarse un puro.

El malo: Gianluca Basile. El escolta italiano estuvo horroroso en el tiro exterior con un pésimo 1 de 7 en triples.

Declaraciones
Dusko Ivanovic ha achacado la derrota al mal inicio de partido realizado, donde ha visto a sus jugadores con miedo al rival, y ha añadido que “nos ha faltado tener un jugador determinante sobre la pista cuando estabamos cerca”.

Por su parte, Pini Gershon, en una escueta rueda de prensa, ha afirmado que vio un barça “presionado por tener que ganarnos ante su público”, y se felicitaba por la gran defensa de su quipo sobre Shammond Willliams, algo que ha considerado “clave”.

Noticias relacionadas

El Real Madrid conquista su quinta Supercopa

Los de Laso empiezan como acabaron tras ganar a Baskonia con un gran Llull

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris