Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Los Peces en el río

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 17 de diciembre de 2005, 02:02 h (CET)
¡Vaya semanita de inspiración intelectual que nos ha dado el académico de letra de renglón torcido que ya no recuerda dónde tiene su sede la institución a la que pertenece! Como parece que incordiar en la universidad y en la Real Academia ya no le satisface, puesto que ya tiene controlados hasta a los bedeles, ahora se dedica a insultar a las víctimas del terrorismo y a ejercer de “El País” contraprogramando a Antena 3.

Les cuento esto porque la semana pasada el diario del grupo PRISA reventó el final de una teleserie que emitía Antena 3, contando el desenlace en sus páginas. No sé si en la sección de cultura, pero todo es posible… Casualmente, ese mismo día, cuentan los “Cuatro” gatos que ven la tele cuyo telediarios han batido récords de baja audiencia –ha llegado al cero técnico en el telediario de mediodía-, emitía otra serie de similares características.

Pues el “padre de la Constitución” –porque de eso va por ahí presumiendo- contraprogramó un acto convocado por la AVT y la Asociación de Ayuda a las Familias del 11-M. ¿Se creen que fue coincidencia? ¡Já! Resulta que las víctimas habían anunciado que iban a presentar un tríptico en el que exigían la reapertura de la comisión del perjurio, para ver si había suerte y esta vez no acudía el portero automático de Rubalcaba, sino los que de verdad pueden arrojar luz sobre los terribles sucesos del 11 de marzo de 2004. Además, las víctimas se plantean un montón de interrogantes. Las mismas que nos planteamos muchos españoles. Los famosos agujeros negros del 11-M. Esos que el PSOE trata de tapar como sea. Por cierto, ¿por qué tanto interés en taparlos? El 11 de marzo gobernaba el Partido Popular. Por eso no se puede entender, sin pensar mal, que el PSOE trate de echar tierra sobre los días más negros de nuestra reciente historia. El mero hecho de haber cerrado en falso la comisión de investigación, que, por cierto, solicitó el PP, es de una vileza y una ignominia tal que retrata por sí misma a este gobierno.

Pues bien, al señor Comisario para el silenciamiento de las víctimas del terrorismo, no le debió parecer importante el acto que convocaban las víctimas, ya que justo un día antes de celebrarse, anunció que a la misma hora iba él a dar una rueda de prensa para presentar a su sobrino segundo, al que ha nombrado para algún carguito. Y es que ya saben ustedes que el dinero que Caldera deniega a las víctimas, se lo gasta, multiplicado por tres, el Comisario político.

Y tuvo lugar la rueda de prensa. Y yo no sé si por desliz o por remordimiento –porque digo yo que algo de conciencia debe de quedarle a este insigne individuo- declaró Peces que su obsesión por Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT, es “enorme”. La obsesión por acallarlo como sea, será. Porque Peces, desde que llegó a este río, por la gracia del pez globo José Luis, no ha hecho otra cosa más que tratar de silenciar y ofender a las víctimas de ETA.

De la misma ETA con quién parece ser está manteniendo conversaciones desde hace ya 5 años el partido con más talante del mundo. Perdón, de todas las galaxias. Atún Calvo, claro, pixit et dixit. Porque resulta que antes de firmarse el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y de celebrarse la famosa reunión de Perpignan, el PSE ya estaba hablando con los tiburones Oteguis y pirañas Terneras. ¿De qué hablaban? ¡Queremos saber! El PSOE había roto el pacto anti-terrorista aún antes de firmarlo.

Era la época en que ETA asesinaba. Mientras caía asesinada por la banda terrorista una niña de 6 años que bailaba el “Aserejé” en su dormitorio en Santa Pola, parece ser que algunos socialistas se iban de txakolis con los miembros de Batasuna-ETA. ¿Qué tiene que decir a esto, señor Rodríguez?

Vamos, que las aguas bajan muy revueltas por este río llamado España. Y es posible que si siguen bajando a esta velocidad, acaben por llevarse a los peces que chapotean en el agua de la indecencia y la ignominia a mares más lejanos.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris