Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Inseguridad de higiene

José Francisco Sánchez (Valencia)
Redacción
jueves, 15 de diciembre de 2005, 23:58 h (CET)
Sin dejar de chupar del bote de los sustanciosos impuestos procedentes del fenómeno social de la intoxicación tabaquera, a partir del próximo 1 de enero, el gobierno y sus sicarios impondrán una nueva vuelta de tuerca en la reciente y ambiciosa condena sobre el humo del fumeteo. Una legión de inquisitoriales inspectores se asegurará de que se respeten por doquier y a rajatabla los derechos pulmonares de los no fumadores, defendiendo con especial sensibilidad la sagrada salud de las criaturas.

Tan ambicioso y sublime despliegue de pretendido celo sanitario no alcanza, sin embargo, para ocultar la vegüenza del conjunto global de una Sanidad y un Estado caracterizados, fundamentalmente, por la dejación de sus más altas responsabilidades: mientras los esforzados agentes judiciales y fiscales de todos los rangos se aplicarán concienzudamente a abrir bien puertas y ventanas para airear el cargado cuchitril patrio, los mutiladores profesionales de menores seguirán definitivamente instalados en clínicas, hospitales y consultas médicas de todo el país,
dedicándose sistemáticamente y por encargo a la sanguinaria circuncisión ritual de niños sanos de corta edad.

¿Los torturadores, al casino y los cigarrillos, al calabozo? El humo da tos y España da asco. Quien albergue alguna duda al respecto, que le pregunte si se atreve a mi pobre hijo, víctima de tan depravada atrocidad, o que indague sobre las aberrantes ceremonias celebradas impunemente durante años en la clínica “Virgen del Consuelo” de Valencia donde, como en muchos lugares, otra cosa no... pero fumar ha estado siempre prohibido.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris