Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La OTAN y la OTSC: partenariado parcial

Victor Litovkin
Redacción
miércoles, 14 de diciembre de 2005, 23:46 h (CET)
En Bruselas acaba de sesionar el Consejo Rusia-OTAN. No han habido ningunas sorpresas. Los países miembros de la Alianza han respaldado – aunque a duras penas – sólo dos iniciativas avanzadas por la parte rusa, comentó a RIA Novosti el portavoz de la OTAN, James Appathurai.

La primera iniciativa tiene que ver con la represión del narcotráfico. Rusia propone inaugurar en uno de los establecimientos docentes del Ministerio ruso del Interior, en las afueras de Moscú, un centro para instruir a especialistas de la OTAN que encabezarían la lucha contra el tráfico ilícito de estupefacientes (provenientes sobre todo de Afganistán). En ese centro ya se habían entrenado especialistas en operaciones policiales practicadas en el marco de la ONU. Los profesores que allí trabajan habían representado a la ONU en los Balcanes, en África y en el Sudeste Asiático. Tienen acumulada una copiosa experiencia y la compartirían gustosamente con especialistas de la Alianza Atlántica.

Bruselas ha respaldado esa iniciativa y la OTAN enviará sus oyentes a Rusia. No se descarta que también asistan policías de Kabul, aunque no se sabe quién pagará el entrenamiento de los afganos.

La segunda idea lanzada por Moscú consiste en establecer una cooperación entre la OTAN y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) integrada por Rusia, Bielorrusia, Armenia y tres Estados de Asia Central: Kazajstán, Kirguizia y Tayikistán. Los dos últimos lindan con Afganistán y en sus territorios funcionan aeródromos aprovechados por varios países de la Alianza para trasladar fuerzas militares a Kabul y prestar servicios de logística a las tropas aliadas. Una estrecha colaboración entre las dos organizaciones permitiría hacer más eficaz la lucha contra la narcoamenaza, según había comentado en la reunión del Consejo Rusia-OTAN el ministro de Asuntos Exteriores ruso Serguei Lavrov.

Pero los países de la OTAN no aceptaron esa idea. "Aunque tampoco la rechazaron definitivamente –apuntó James Appathurai–. Ha sido acordado que la cooperación entre la OTAN y la OTSC se desarrollaría no a nivel de las dos organizaciones, sino a nivel bilateral, o sea, entre los países interesados".

Vale notar que las resoluciones aprobadas en la reciente sesión en Bruselas guardan cierta relación con la cooperación entre la Alianza Atlántica y la OTSC en la parte concerniente a la operación de mantenimiento de paz en Afganistán. Las cosas en ese país centroasiático no marchan tan bien como suelen anunciar los funcionarios otanianos. Las fuerzas de la Coalición, que dirigen las misiones de mantenimiento de paz en esa región, sólo controlan Kabul y unas cuantas capitales de las provincias occidentales. Washington, entretanto, sigue siendo el mayor patrocinador de las misiones de paz en Afganistán. De los $16 mil millones gastados este año en dichas operaciones, $14 mil millones corresponden a EE UU.

Con todo, la Coalición no tiene suficientes fuerzas para coronar con éxito las operaciones terrestres. Para destruir las plantaciones de drogas y los centros de instrucción de terroristas se aprovecha principalmente la aviación. La semana pasada, por ejemplo, habían sido realizados 190 vuelos, pero el efecto ha sido insuficiente. El 60 por ciento de la droga que penetra en Europa es de procedencia afgana. Bruselas ha decidido robustecer su fuerza militar en Afganistán con 6.000 efectivos más elevándola a 15.000 militares. La "fuerza viva" será suministrada por Canadá, Gran Bretaña y Alemania. Las bases militares quedarán emplazadas en las provincias sureñas y orientales de Afganistán, y la OTAN se ocupará de reconstruir la infraestructura económica de esos territorios.

Pues, precisamente la colaboración entre la Alianza Atlántica y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva podría "complicar" la vida a los narcobarones afganos. Las tropas de la Coalición controlarían la frontera de Afganistán desde la parte norte del país, mientras que las unidades de la OTSC lo harían desde el sur, donde quedan los Estados centroasiáticos asociados a esta Organización.

Todas estas medidas ya las había propuesto el secretario general de la OTSC, Nikolai Bordiuzha. Pero Bruselas todavía no está preparado para aceptar tal colaboración.

____________________

Victor Litovkin es comentarista en temas militares de RIA Novosti.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris