Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Libre directo   -   Sección:  

Un sorteo con trampa

Diego Blázquez
Redacción
martes, 13 de diciembre de 2005, 23:03 h (CET)
Luis Aragonés ha llamado a filas a todos los seleccionables para pasar una jornada de concentración en Madrid. En la reunión que han mantenido jugadores y cuerpo técnico durante la tarde de ayer se han ido sentando las bases de lo que va a ser la preparación del Mundial de Alemania desde hoy hasta el 16 de junio, día en que debutamos contra Ucrania. El pasado viernes se celebró el sorteo del próximo Campeonato del Mundo y la buena fortuna que nos a deparado el bombo futbolístico de Navidad se viene comentando durante todo el fin de semana en los medios de comunicación. Seguro que también fue protagonista en la charla de ayer entre el seleccionador nacional y los veintiocho (eran treinta y tres, pero los cuatro del Liverpool están en Japón para la disputa del Mundialito de clubes, y Xavi está guardando reposo) presentes en el hotel Barajas. Al parecer hemos tenido muy buena suerte.

En mi opinión, la suerte siempre es relativa, y la mayoría de las veces hay que buscarla. Porque la suerte no es más que el futuro de los hombres, si las cosas nos salen bien seremos unos afortunados, pero si no salen mal seremos unos mal aventurados. Pues bien, lo del viernes no ha sido suerte, sino el azar, porque en el ensayo que se suele hacer la misma mañana del sorteo nos había tocado Holanda en vez de Ucrania, aunque no es menos cierto que el propio seleccionador hubiera preferido a los de Van Basten por aquello de que te dejan jugar. Coincido con la opinión general de que el azar ha sido benévolo con nuestra selección, sino miren el grupo de Argentina. Pero detrás de toda esta satisfacción y euforia colectiva hay una trampa que no se está teniendo en cuenta todavía. Una trampa que nada tiene que ver con empezar más tarde que nadie, porque no veo nada mejor que tener seis días más para preparar una cita a la que se suele llegar a medio gas y con prisas por lo constreñida que viene la temporada.

Lo normal, cosa que suele brillar por su ausencia en los caminos de la “roja”, es que entremos en los octavos de final como primeros de grupo, porque no deberían atragantársenos una Ucrania en la que Shevchenko es el 70% del equipo; una Túnez que, a pesar de ser campeona de África, no es de las mejores del continente; o la débil Arabia Saudí, una asidua en las fases finales de los últimos mundiales pero porque en el país de los ciegos el tuerto es el rey. Sin embargo, ya se nos han atragantado Grecia y Serbia-Montenegro en las dos últimas fases de clasificación. Suponiendo que la “suerte” esté de nuestro lado, en el primer cruce podríamos evitar a Francia, siempre que los galos no tengan algún traspié similar al de Corea y Japón, porque como tengan el día tonto serán nuestros rivales en la primera eliminatoria. Eludiendo esa posibilidad, y si todo transcurre según lo previsto, nuestro rival en cuartos sería la actual campeona del Mundo, Brasil, algo que no creo que le guste a nadie, máxime si hablamos de la maldición de España con los cuartos de final. Lo que sí tengo claro es que si pasamos esa eliminatoria el orgullo español, tan difícil de controlar, nos saldría a todos por los poros, por una vez tendríamos razones para ello, pero eso es hablar demasiado.

Por lo tanto, estamos ante un sorteo que sólo ha sido amable en la primera fase, que por otro lado no nos viene nada mal tal y como nos fue la pasada Eurocopa de Portugal. Sin embargo, la cosa se va a complicar a partir de las eliminatorias, porque no piensen que siempre vamos a ser “afortunados” y vamos a eliminar en octavos a Eire gracias a los milagros de San Casillas. Eso sólo pasa una vez, el problema es que la mayoría de las selecciones suelen aprovechar esas oportunidades que brinda el azar, aunque en nuestro caso se nos cruzó un tipo al que es mejor no mencionar. También es cierto que si queremos aspirar a algo más que a caer en cuartos, deberíamos dejar en la cuenta a dos o más favoritos en los cruces, siempre en función del azar claro, o en función de la suerte, como prefieran.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris