Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde de la palabra   -   Sección:  

Formas diferentes

Joaquin Castillo
Redacción
miércoles, 7 de diciembre de 2005, 22:48 h (CET)
La concepción filosófica sobre la relación entre los entrenadores y los resultados en el fútbol es universal. Si el equipo que dirige gana, sirve y se queda. Si no gana, es un inútil y se va. Los ejemplos abundan en equipos grandes, medianos y chicos. Pero existen diferencias en la forma de resolver los despidos o los ceses. Grandes diferencias, esencialmente económicas.

En este fútbol nuestro pasaron a la lista de desocupados Jose Antonio Camacho o Didier Deschamps, en ambos casos, los técnicos renunciaron. Es decir, no esperaron la decisión de los dirigentes. Directamente evitaron enfrentar la presión de los hinchas cuando acechan los promedios, y es que cuando la nave va a la deriva mas vale salir con honor. El sabado pasado el Real Madrid rozo el mayor de los ridiculos en su partido frente al Getafe.. el Bernabeu dicto sentencia, Luxe no podía seguir: mala campaña, vínculo contractual roto. Pero esa salida, anticipada por supuesto, tiene sus costos para el club. A Luxemburgo el Madrid le debe pagar ocho millones de euros en conceptos de prima y de sueldos arreglados. Y ahí nacen las negociaciones. Los dirigentes quieren pagarle menos, por la deficiente actuación del equipo. El profesional pretende cobrar lo pactado. Habrá que esperar para saber cómo se define la disputa. El monto en juego no es poco.

Esto denuncia que los modos son, indiscutiblemente, opuestos. El ex entrenador de la selección argentina Marcelo Bielsa alguna vez señaló que lamentaba que cualquier entrenador abandone un club por los resultados, que nunca deberian renunciar ellos mismos si no les cesan. El resto de sus colegas se abonan a otra teoría. Antes que soportar insultos, agravios y humillaciones multiplicadas hasta el infinito ante cada derrota, decide irse, abandonar. Total, el perdedor de ayer es el posible ganador de mañana, según como se den la rachas. Porque al final, el pasado en el futbol, poco cuenta.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris