Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Retrato de Georgia

Evgueny Sidorov
Redacción
jueves, 8 de diciembre de 2005, 10:50 h (CET)
El presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili ha estampado su firma bajo la Estrategia de Defensa Nacional, documento que define los objetivos, tareas, retos y amenazas en materia militar de aquí al año 2010.

Como meta prioritaria se proclama el ingreso de Georgia en la OTAN, con plenos derechos, y la amenaza bélica número uno, según esta estrategia, tiene que ver con las “formaciones armadas de los separatistas” sobre el trasfondo de “conflictos pendientes del arreglo”. Tbilisi ve en la OTAN un escudo que le permitiría abordar una solución radical del problema de Abjasia y el de Osetia del Sur. En ambas repúblicas están estacionadas las fuerzas de paz rusas y Tbilisi, según se desprende del documento, las interpreta como una amenaza también.

A Georgia le parece peligroso cuanto está relacionado con Rusia: las bases militares rusas, que se están desmantelando rápidamente conforme el calendario acordado; la “inestabilidad” en el Cáucaso del Norte (generada en parte, dicho sea de paso, por los bandidos que han encontrado refugio en el valle de Pankisi, en Georgia); y la “connivencia de Rusia con los regímenes separatistas”. Curiosamente, el ministro de Defensa georgiano Irakli Okruashvili señala en una nota aclaratoria que la nueva estrategia concibe como amenaza únicamente a los militares rusos, no a Rusia en su conjunto.

Es gracias a los militares rusos que se mantiene hasta la fecha la paz en las repúblicas rebeldes de Abjasia y Osetia del Sur, y por tanto, en toda Georgia. Y si ambas regiones se han rebelado contra Tbilisi, es porque el ex presidente Zviad Gamsajurdia aplicó en su momento una política aventurera que desatendía los problemas de las autonomías.

Tbilisi ha definido sus prioridades básicas en términos muy concretos. La gran interrogante es cómo esa “opción estratégica” va a repercutir en la relación entre Georgia y Rusia, dos pueblos hermanos en el pasado.

____________________

Evgueny Sidorov es politólogo, para RIA “Novosti”.

Noticias relacionadas

​Nos daba los primeros avisos

JD Mez Madrid, Olot (Gerona)

​Ser Iglesia que como María sabe decir “Aquí estoy”

Jesús Martínez Madrid, Salt (Gerona)

​Para prevenir las “Manadas”

Xus D. Madrid, Palamós

Le bonne réputation

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza

Usos de la palabra y la "historia oculta de Cristo"

Gerardo Hernández Zorroza, Getxo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris