Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La Dama de Cabra

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
sábado, 3 de diciembre de 2005, 05:49 h (CET)
A la fragmentación del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca a iniciativa del Ministerio de Cultura, se le suman novedosas iniciativas de su máxima responsable, Carmen Calvo. Egabrense partidaria de los museos "nacionales de las naciones", autorizará el traslado de la frágil Dama de Elche al Museo de Elche -valga la redundancia-, condicionado a las pautas de un informe francés de expertos.

"Los técnicos hablarán antes", apunta. Siempre los técnicos y los expertos para justificar la política impulsada por los nacionalismos, aunque Elche no corresponda al caso. Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Si el ilicitano no se le lleva a Madrid a ver la estatua, se la llevamos a Elche. Argumenta que "esta valiosa pieza sea objeto de disfrute de todos los españoles y no de disputa".

La ministra que elevó a categoría cultural a la cinematografía animada, su objetivo es llevar el patrimonio nacional por toda España porque "es más nacional si sale de Madrid". La Alhambra es claro que es mejor no moverla de Granada, al igual que los museos nacionales son mejores si son únicos, en Madrid o en Pekín. El arte individual será más universal si se contempla desde el conjunto categórico que lo aglutina, como aquí sucede con el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Si se accediera al criterio de la dama de Cabra, ella misma como máxima mandataria de la Cultura, saliendo de su ciudad y de Andalucía ha dado carácter nacional a su pueblo. Ya lo dió también, otro ministro muchos años antes. La propia ministra da un carácter nacional a su ministerio, por residir y representarlo en Madrid, no por irse de allí.

Noticias relacionadas

No

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Votar a un gobernante no es un derecho, es una aberración

Insumisión, Resistencia y Confrontación

El feminismo radical dilapida crédito, cayendo en un espantoso ridículo

“Hablamos de feminazis… no de feministas normales, de infantería. Sino de feminazis y sus mariachis” Arturo Pérez-Reverte.

La palabra construye o destruye. Sepamos elegir

Políticamente incorrecto

Candidatos y democracia

La aparición de cuatro generales en el escenario político español resulta cuanto menos chocante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris