Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Guerra y el Estatuto de Cataluña

Mariano Estrada (Alicante)
Redacción
jueves, 1 de diciembre de 2005, 01:48 h (CET)
Dicen que el otrora aguerrido Alfonso Guerra trabaja para sacar adelante un estatuto de Cataluña completamente constitucional, o sea limpio de polvo y paja. Vamos, lo que otros llamarían un estatuto light o descafeinado.

Por otra parte, parece ser que intenta, sin duda razonablemente, que el PP no quede excluido del proceso, para lo cual es necesario que este partido se involucre en la preceptiva discusión parlamentaria del referido estatuto, hipótesis que hasta ahora ha sido negada con rotundidad.

¿Conseguirá don Alfonso que Rajoy y los suyos se involucren finalmente, abandonando todos sus temores? ¿Se conformarán los nacionalistas y el PSC con un estatuto constitucionalmente “limpio como la patena”, según expresión del propio Presidente Zapatero?

Por cierto, ¿por qué ha utilizado el Presidente una expresión tan medularmente eclesiástica, tan genuinamente eucarística? ¿No sabe que la patena es un objeto sagrado para albergar las hostias, y que si está limpia es porque le sacan brillo diariamente los curas? Digo yo que no será precisamente a los curas a los que invoque para pulir el estatuto...Pero es que ha sido tan grande la influencia de la Iglesia en España que hasta Zapatero la lleva incrustada en el subconsciente. “Ad maiorem Dei gloriam”, que diría el Cardenal Rouco Varela.

Resumiendo: ¿se ha producido un cambio en la radicalidad proverbial de Alfonso Guerra? ¿Volverán a recordarle sus compañeros que “in illo tempore” (expresión evangélica con denominación de origen) él también decía que España era una nación de naciones? ¿Le acusarán los nacionalistas catalanes de nacionalista español y, por lo tanto, de persona non grata? ¿En qué grado de la escala de Richter, el de Ibarra, el de Bono, el de Vázquez, el de González...?

Todo esto, y mucho más, se resolverá en los próximos capítulos de la serie “España en el laberinto de su identidad”, televisada en directo desde el Congreso de los Diputados y las Diputadas con la idea de desbancar, siquiera por unos días, los programas de famoseo, de friquismo e incluso los documentales de la Dos.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris