Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Paraguay   Justicia   Política  

Justicia electoral consolida democracia en Paraguay

Propios y extraños alabaron la precisión con la cual los resultados de las elecciones en Paraguay, que coincidieron con los números que anticipaba la Transmisión preliminar
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
viernes, 11 de mayo de 2018, 09:28 h (CET)

El 22 de abril los paraguayos eligieron a sus más importantes autoridades políticas, en un marco de absoluta normalidad y transparencia. La diferencia lograda por el presidente electo, Mario Abdo Benítez, estuvo lejos de ser ajustada.

Basta con decir que en términos porcentuales, superó unas cuarenta veces a la diferencia que Felipe Calderón logró ante Andrés López Obrador, en las polémicas elecciones mexicanas del año 2006.


Más de cien mil votos, enorme para los rangos locales, fue la diferencia con la que el triunfador logró superar a su principal adversario, Efraín Alegre, cuyo compañero de fórmula (Leo Rubin) representaba a uno de los principales grupos empresariales que dominaron por décadas los medios del país.


Haciendo abuso del poder mediático y de sus vinculaciones con embajadas extranjeras, estos grupos empresariales hegemónicos en los medios paraguayos, habían marcado por décadas la agenda periodística, política y empresarial, distribuyéndose lucrativos beneficios derivados, entre otras fuentes, de la publicidad oficial.


Acaparar privilegios cuya raigambre siempre conducía a fuentes estatales, se había convertido en parte de la estructura clientelista, corrupta y prebendaría que desangró durante sucesivos gobiernos a la sociedad paraguaya.


Como si este andamiaje inicuo fuera insuficiente, estos privilegiados impusieron a las mayorías un discurso humillante en propio beneficio.


Viendo a su clase en peligro, e inminente la caducidad de su libreto, incrustaron a uno de los suyos en un proyecto político oportunista que acabó derrotado el pasado 22 de abril.


Aunque los perdedores intentaron, sumergidos en la impotencia, instalar que un supuesto fraude fue la causa determinante de su derrota, los cómputos preliminares fueron precisos. Transmitidos con un mínimo margen de error, fueron exhibidos finalmente por el ministro Jaime Bestard, en medio de halagos de toda la comunidad internacional.

El conteo rápido anticipaba que el candidato del Partido Colorado, Abdo Benítez, había logrado 1.205.310 votos, equivalentes a un 46,44 por ciento de los votos. Los resultados definitivos dicen que el ganador logró 1.206.214, equivalente al 46,43 por ciento.


Los derrotados sumaron 1.110.297 votos, equivalentes al 42,73%, lo que establece una diferencia aún menor a la establecida por el conteo preliminar.


Tan carentes de sentido común como de sentido del ridículo, los perdedores se hicieron acreedores de la burla generalizada negándose a reconocer su derrota, mientras todas sus recusaciones terminaban finalmente rechazadas en el transcurso de la última semana.


Las denuncias de fraude fueron consideradas como muy poco serias, sobre todo por los representantes de gobiernos extranjeros que en forma unánime, felicitaron a las autoridades electas.


La moraleja nos recuerda al escritor alemán Gunter Grass, quien dijoque en las estadísticas, lo que desaparece detrás de los números, es la muerte.


Quizás detrás de estos números inesperados por la soberbia de los derrotados, se agazapa la muerte de un libreto con patas demasiado cortas para sobrevivir a sus guionistas.


Aunque la mentira, como sentenciara García Márquez, siga siendo más cómoda que la duda, más útil que el amor, y más perdurable que la verdad.

Comentarios
Law 11/may/18    16:32 h.
Anonimus 11/may/18    16:18 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris