Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 9   -   Sección:   Baloncesto

El Lagun Aro se atasca en La Casilla ante un Estudiantes que fue de menos a más (70-77)

La inoperancia en ataque de los bilbaínos y la irrupción de Mc Donald en el segundo tiempo acabó de decidir un igualado choque.
Iago Viñas
lunes, 28 de noviembre de 2005, 06:04 h (CET)
EL Lagun Aro Bilbao Basket no pudo mantener su racha de triunfos en casa y perdió un partido que dominó durante tres cuartas partes del mismo. Los pupilos de Txus Vidorreta no supieron irse en el marcador, marrando varios ataques que pudieron marcar distancias frente a los colegiales durante la primera mitad. Weis y Banic eran el baluarte de los bilbaínos, en ataque el primero y en ambos aros el segundo. Enfrente, el Adecco Estudiantes jugaba a ráfagas, con un Jiménez y Jasen entonados y un destacado segundo cuarto del chaval Sergio Rodríguez. Con un exiguo 36-31 se llegaba al descanso y tras él, la irrupción de un pletórico Mc Donald, desaparecido hasta entonces, que en un solo cuarto logró 12 puntos y 7 rebotes, ante la impotencia local. Así, un parcial de 13-24 en este 3º cuarto colocaba a los colegiales 6 puntos arriba a falta del último cuarto. El final fue no apto para cardiacos, con varios empates (55-55, 63-63) y reparto de triples, aciertos y desaciertos, con bastante desorden sobre el parquet bilbaíno. El atasco local en ataque y el mayor acierto estudiantil los últimos minutos explican el resultado final.

Patxo Palacios / Enviado especial a Bilbao

Empezaba el primer cuarto de manera similar a como el Lagun Aro había hecho hasta ahora en La Casilla; toma y daca y pequeñas ventajas locales que iban in crescendo. Los locales defiendían bien y los madrileños se mostraban romos en ataque, donde solo Jasen y Jiménez (el estudiantil más regular) con 5 puntos ambos mantenían a su equipo. Solo el desacierto del Lagun Aro en diversos ataques permitía que éstos no se escapen en el marcador; el partido estaba en una fase de desacierto en ambos aros. Una vez más Weis, por los bilbaínos, mostraba su poderío reboteador. En el segundo, la tónica seguía siendo la misma. Vidorreta ponía en juego sus habituales cambios de pareja Montáñez/Quintana Koljevic/Salgado.

La dinámica de desacierto frente al aro seguía tal cual, pero Estudiantes iba despertando de su letargo. El público bilbaíno despedía a Koljevic con pitos, un poco aburrido ya de su anarquía y desacierto. En los bilbaínos Weis , con 8 rebotes y Banic (10 puntos) destacaban sobre el resto. Entre los colegiales, el joven Sergio Rodríguez mantuvo a su equipo con sus incursiones y buen hacer general (8 puntos, valoración 12). Se llegaba así al descanso, con un triple de Salgado que dejaba a los bilbaínos 5 puntos arriba (36-31). Y en el tercer cuarto... de entre las tinieblas surgió Mc Donald; y no exagero, pues hasta entonces el americano estaba desaparecido en combate.

El tercer cuarto del pívot estadounidense fue de enmarcar: 12 puntos, 7 rebotes y de –3 a +7 en valoración ACB; Weis no daba abasto para frenarle, si bien capturaba otros 4 rebotes, pero tan solo 2 puntos. La conexión Azofra-Mc Donald y el atasco continuado de los bilbaínos en ataque explican la remontada de los de Ramiro de Maeztu, con un parcial de 13-24. El personal de La Casilla iba enmudeciendo paulatinamente, viendo la progresión de Lagun Aro y Adecco; la mayor intensidad visitante en defensa y la mala selección de tiro local justificaban sus temores.Con un ajustado 49-55 se iniciaba el último y decisivo cuarto. El partido entra en un ritmo frenético y se suceden las transiciones eléctricas en ambos aros. Un triple de Savovic desde 7 metros y otro de Banic empatan el partido a 55 y La Casilla se convertía, ahora sí, en una olla a presión. Adecco reacciona y se vuelve a marchar 5 arriba. Se suceden los triples y se llega a los últimos 5 minutos con las espadas en todo lo alto y 63-63 en el luminoso.

En este punto, Carlos Jiménez tomó la batuta de su escuadra: 5 puntos consecutivos de éste, un espectacular gorro de Mc Donald y una mala selección en el último ataque con opciones para el Lagun Aro de Andy Panko, dejó el partido visto para sentencia.La gota que colmó la paciencia del respetable bilbaíno y de su técnico, que negó el saludo a su colega, fue el tiempo muerto del técnico visitante Orenga con el partido ya finiquitado y menos de 2 “ para el final. La bronca para el ex.pivot internacional fue de órdago, y ganada a pulso ... no había necesidad.El Aris espera el martes a los colegiales; plaza difícil, pero los madrileños enfrentarán el reto griego con la confianza que dan 3 victorias consecutivas. A los vizcaínos les espera también en casa el sábado un rival de su liga, el irregular Fuenlabrada; veremos su capacidad de reacción.

FICHA TÉCNICA
70 – Lagun Aro Bilbao Basket (18+18+13+21)
: Savovic (13), Salgado (11), Weis (4), Banic (13), Panko (11) –cinco inicial-, Quintana (0), Majstorovic (0), Koljevic (3), Cabeza (0), Scott (9), Montáñez (6).

77 – Estudiantes(14+17+24+22): Jiménez (12), Azofra (8), Jasen (15), Iturbe (9), Mc Donald (16) -cinco inicial-, Miso (0), S.Rodríguez (10), Bueno (4), Vidaurreta (2), Mendiburu (1), Torres (0), Suárez (0).

Árbitros: García Ortiz, Alzuria, Pérez Niz.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la novena jornada de Liga ACB, disputado en el pabellón La Casilla ante 4.600 espectadores. 19 h.

EL BUENO: Will Mc Donald. El pívot americano destapó el tarro de sus esencias durante el tercer cuarto, tras una mala primera mitad. 16 puntos y 8 rebotes totales (12 y 7 en el 3º) contribuyeron en gran medida al triunfo colegial. Jiménez aportó lo suyo también.

EL FEO: Juan Antonio Orenga. Qué manera de estropear una sufrida y trabajada victoria en la cancha. Solicitar un tiempo muerto a falta de 2 segundos y 7 arriba en el marcador no tiene justificación alguna, por más que lo intentara explicar posteriormente. No convenció a nadie, claro. Eso no se hace.

EL MALO: Iván Koljevic. El base /escolta montenegrino tuvo una tarde aciaga, y van varias. 3 puntos, en un triple de 6 intentos, y una asistencia en 14 minutos de juego son un escaso bagaje para alguien de su calidad, llamado a marcar diferencias.

EL DATO: Iker Iturbe puede ‘regalarle’ a su tercer retoño, que nació ayer, la tercera victoria estudiantil en su semana de gloria

SALA DE PRENSA
Juan Antonio Orenga El entrenador estudiantil comparecía apurado por la bronca y la pitada con que le despidió el público bilbaíno y explicaba su versión, con la voz perjudicada: “el basket average puede ser importante al final de temporada y buscaba ganar de dos puntos más, no ha habido mala intención”. A continuación, resumía el encuentro: “nos han dominado los dos primeros cuartos en el rebote; en la segunda parte hemos mejorado en defensa y en el rebote. Mc Donald ha completado un gran 2º tiempo y el equipo en general ha mostrado un alto nivel defensivo.
Finalizaba el castellonense enfatizando la importancia de la victoria conseguida “para no dar un paso atrás y afrontar ya con confianza el partido contra el Aris el martes y el Menorca el domingo.

Txus Vidorreta El coach bilbaíno se presentaba serio y locuaz, como casi siempre, ante los medios: “hemos perdonado mucho el primer tiempo. Hemos pecado de precipitación y eso ha permitido a Estudiantes meterse en el partido el tercer y último cuarto, con el juego Azofra-pivots y su rebote. La técnica a Banic y la lesión de Savovic cuando estaban muy activos nos ha hecho daño y a ellos les ha dado vida. A continuación daba un tirón de orejas a su equipo: “estamos fallando tiros cómodos por acelerarnos y no seleccionar bien. Con 70-73 y aún 30” hemos hecho una mala selección de tiro. Luego, no hemos cerrado bien el rebote; Weis estaba en la zona, pero nadie le hacía la cobertura. Además nos hemos bloqueado en ataque”.Tras la crítica, Vidorreta volvía a un tono más mesurado: “hemos perdido ante un buen equipo, somos conscientes de cuál es nuestro objetivo y ahora tenemos que centrarnos en un encuentro muy importante, también lo era este, como es el Fuenlabrada”.

Por último, inquirido sobre la acción de Orenga, Vidorreta tiró de manual, aunque su enfado seguía siendo visible: “todo el mundo tiene derecho a pedir un tiempo muerto a falta de 2” ganando de 7 y con posesión ... también a mi me asiste el derecho a no felicitarle tras el partido ... si un equipo como este necesita pensar en el basket average para hacer eso, en fin”. Se despidió el técnico local explicando la reconversión de Koljevic a ‘2’ “para hacer jugar más al equipo, liberándole más de la responsabilidad de la dirección del equipo”.

Noticias relacionadas

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia

España femenina cede ante Alemania en cuartos de final del Mundial de baloncesto en silla de ruedas

Derrota por 59-33

Scariolo podrá dirigir a España en las 'ventanas' pese a su contrato con Toronto

Garantiza su disponibilidad para la fase de clasificación para el Mundial 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris