Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Tinta indeleble   -   Sección:   Opinión

Entre menganos y tiranos

Richard Yovera
Redacción
martes, 29 de noviembre de 2005, 01:58 h (CET)
¿Será el fin de la dictadura en países de América Latina?

Desde Japón, llega Fujimori a Chile, tras su sospechosa escala por México: baja del avión sonriente y nadie se explica de qué, ni por qué apareció en tierras vecinas. Luego se dirige a un lujoso hotel donde es interceptado por la Interpol y lo conducen a Escuela de Investigaciones Policial de aquel país en donde espera ser extraditado hacia el Perú. Por primera vez Alberto Fujimori es arrestado.

Augusto Pinochet, cumplió 90 años de edad y quería celebrarlos pagando su libertad a tan sólo $11,300, pero cayó en el intento; ya no era aquél que dictaba órdenes, ahora viejo y cansado se limita a despistar a las autoridades con sus supuestos problemas mentales. Nuevamente se abrió los procesos en su contra. Pinochet está arrestado en su domicilio y tal vez bebiendo el sabor amargo de un vino a su salud.

Tras la histórica Guerra del Pacífico entre Perú y Chile, allá por el año 1879, estos países que balbucean un resentimiento sociocultural, ahora buscan la manera de acabar con la dictadura que les tocó vivir. Prueba de ello, sentarlos en el banquillo a sus ex gobernantes y lograr pasarles la factura.

Perú por su parte pretende agilizar el proceso de extradición de Fujimori que arrastra con decenas de acusaciones, junto con su ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos, acusados de crear la operación Grupo Colina, en favor de erradicar con el terrorismo de aquel entonces como virtud y con el error de eliminar a centenares de inocentes que fueron confundidos como subversivos.

Ahora Fujimori ensaya salir por la puerta trasera negando su autoría y confiándose así mismo para volver postular a la presidencia después de 5 años de haber renunciado a dicho cargo mediante fax desde Tokio donde reside durante sus años de ausencia en el Perú.

En la otra contienda Pinochet, opresor de su régimen durante 11años coautor de la Operación Colombo que secuestró, torturó y maniató a ciudadanos incluso en el extranjero. Fue apresado también en Londres en el 98 y tardó 16 meses para pedir su extradición hasta que lo logró ya ahora muchos chilenos esperan que sea juzgado en su propio país.

En conclusión, la analogía de estos dictadores que buscan de alguna manera salir limpios de sus acusaciones. Pagan fianzas –o lo intentan- fugan de sus países, poseen sumas millonarias en cuentas bancarias, son autores intelectuales de haber bajado el pulgar a decenas de personas, fueron arrestados y próximos a ser enjuiciados.

En América Latina sólo se espera que estos ejemplos no sean copiados por otros mandatarios. Se está viviendo años de democracia y libertad de expresión, la globalización está dándole cada vez una imagen propia y oportunidades en el mercado internacional. Pero aún el autoritarismo es una de las pasiones escondidas del hombre.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris