Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Foro Abierto   -   Sección:  

El mejor del mundo

Joaquín Tarrago
Redacción
lunes, 28 de noviembre de 2005, 22:52 h (CET)
Hoy Ronaldinho recibirá en París el Balón de Oro. Y lo recibirá con toda justicia, puesto que ya ha demostrado a todo el mundo, que en la actualidad, no hay mejor jugador de fútbol que él.

El crack brasileño llegó hace ya tres temporadas, de la mano de Sandro Rossell, a un Barça en pleno cambio. Hasta ese mismo verano, el equipo había deambulado durante años por los terrenos de juego de media España, sin ganar ningún título, cambiando más de una, y más de dos veces de entrenador en pocas temporadas, en fin, un equipo sin rumbo. Pero llegaron las elecciones presidenciales en Can Barça, y ahí empezó el cambio. Gano, como todos saben, Joan Laporta. El actual presidente prometió iniciar lo que él denominó un “círculo virtuoso” para poder volver a ganar títulos. Y en esos tiempos oscuros para el barcelonismo, se fichó a un brasileño que procedía del París Saint Germain, Ronaldinho. Lo primero que sorprendió es que siempre iba con una sonrisa en la cara, daba sensación de confianza, y enseguida se supo que ese joven podía cambiar la dinámica negativa del Barcelona. Y fue así como Ronaldinho se convirtió en la piedra angular del círculo virtuoso prometido por Laporta.

En la primera temporada del brasileño en Barcelona las cosas empezaron no saliendo muy bien. Durante la primera mitad de la temporada el equipo no encontraba el rumbo, y estaba en las posiciones medias de la tabla, a muchos puntos de los primeros clasificados. Aún así Ronaldinho dejaba muestras de su clase en cada partido, ¿recuerdan el golazo ante el Sevilla? La segunda parte de esta temporada fue sencillamente espectacular, con Ronaldinho a la cabeza el equipo realizó una remontada que le llevó al segundo puesto de la tabla de clasificación. Ronaldinho lo había conseguido, en la grada del Camp Nou se volvía a sonreír.

La siguiente temporada ya saben ustedes como fue. Un Barcelona intratable en liga hizo lo que quiso con sus rivales, y ganó sobradamente el título. Ronaldinho se volvió a erigir como líder del equipo, a pesar de empezar la temporada con dudas por culpa de una lesión en la final de la Copa de Cataluña ante el Espanyol, pero acabó rindiendo al 100%, y marcando tantos decisivos, y llevando de la mano al equipo a su primer título en muchos años. Esta temporada también fue elegido mejor delantero de la Champions League, y es que el golazo ante el Chelsea de Mourinho no dejó indiferente a nadie.

Esta temporada, la actual, no deja de deleitarnos con exhibiciones en cada partido donde juega. Retrató el solo al Real Madrid, y a pesar de todas las estrellas que brillan en el Barcelona, el sigue siendo el referente de un equipo, que promete grandes tardes de fútbol en Barcelona.

Por todo esto Ronaldinho recibirá esta tarde el Balón de Oro, y lo hará en París, ciudad donde espera volver, esta vez vestido de corto, para ganar su primera Champions League.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris