Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas al director   -   Sección:   Opinión

Un paseo por Alpartir (Zaragoza)

V. Rodríguez, Zaragoza
Lectores
@DiarioSigloXXI
lunes, 7 de mayo de 2018, 20:44 h (CET)

Cierro los ojos y aspiro el olor a tomillo y romero que me envuelve y me eleva a todas partes. Hemos dejado el coche al lado de la mina La Bilbilitana. Estamos en el extremo norte de la Sierra de Algairén, cerca de Alpartir. Nos dirigimos a la Peña Butrera a través de la senda la Solana, que acorralada de arces de Montpelier, castaños, fresnos, pino laricio, pino rodeno, pino carrasco, quejigos, melojos y sauce blanco, alegremente nos dan la bienvenida haciendo palmas con sus ramas.


Sin embargo, la Brecina, la jara blanca y la negra, el majuelo, el torvisco, la dedalera oscura, la vivolera, la retama blanca, la aliaga, la hiedra, el acebo, y el jazmín, tienen celos y nos cantan y nos perfuman y nos deleitan con sus bellos colores. Bajamos al Arco de Piedra, después a la senda Valdelagüés y más tarde, a la pista del río Alpartir.


Allí, la madreselva, el cerecillo, el cerezo, la retama loca, el arañón, la coscoja, el espino negro, la zarzamora, el rusco, el acerolo, la candileja, el serpol y el peral de monte y otros nos recibieron con los brazos abiertos; y todo fue una fiesta de colores y aromas, ¡ay! Incluso el río divertido se reía con nosotros al vernos pasar. Embriagados por el recibimiento, nos sentamos en un bar al lado de la bella Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles en Alpartir, para celebrarlo. En fin, este es un recorrido muy recomendable para todo tipo de público y, especialmente, para los amantes de la botánica.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris