Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   EL SEMÁFORO   -   Sección:  

Cuando las cosas se hacen mal...

Javier González
Redacción
domingo, 27 de noviembre de 2005, 23:31 h (CET)
Los ánimos están calientes en el Bernabéu, y no es para menos. El conjunto blanco lleva dos temporadas consecutivas sin ganar ningún título importante, con un juego que deja mucho que desear y lo que es peor, esta temporada sigue manteniendo la misma dinámica que las dos anteriores, lo que hace presagiar el mismo desenlace.

Florentino Pérez ha conseguido durante estos últimos años algo fundamental, que es sanear la economía del club, pero se ha olvidado de que en el fútbol lo que realmente nos importa a los aficionados es obtener títulos deportivos y no de marketing.

Los jugadores merengues, ya de por sí saturados con tanto viaje, no han podido disfrutar de una pretemporada en condiciones que les haga comenzar el campeonato en plena forma. A eso hay que sumarle que algunos cobran cantidades astronómicas, que han ganado mucho títulos y que no tienen las ganas de comerse el mundo, como sí lo demuestran los jugadores del Barça, futbolistas comprometidos 100% con su equipo; y de eso se trata, este es un deporte de equipo, y el que no lo practique como tal difícilmente obtendrá buenos resultados.

Pero el problema del equipo no sólo reside en los jugadores y en la política deportiva, también se traslada al banquillo. Wanderlei Luxemburgo no ha tirado de la cantera en ningún momento, es difícil de entender que no lo haya hecho cuando el filial merengue es, junto con el del Málaga, el único que disputa la segunda división.

Luxemburgo antes de empezar la temporada dijo que no quería extremos, y su voluntad fue concedida: se fueron del equipo Solari (el único que podía jugar pegado a la banda izquierda), Figo y Juanfran (un joven extremo derecho con mucho desborde y que es titular indiscutible en las categorías inferiores de la selección)...pero lo de no jugar por bandas no era del todo cierto, ya que a él le gusta que los laterales se sumen al ataque, pero parece que no se ha dado cuenta de que a Roberto Carlos y a Salgado; tienen 32 y 30 años respectivamente; no se les puede dejar la banda entera para ellos.

El entrenador brasileño tuvo en este miércoles la ocasión perfecta para darle minutos a Soldado, actual pichichi de segunda, pero en vez de eso apostó por jugar sin ningún delantero centro puro. A los blancos sólo les valía ganar, el empate o la derrota los dejaban en la misma situación deportiva (ser segundos de grupo) y también en la misma situación psicológica, ya que ese empate sabe a derrota.

La única solución posible a tanto desaguisado es reestructurar el equipo de arriba abajo y cambiar la política de prioridades que está llevando Florentino, porque lo primero es que los jugadores tengan una excepcional calidad y que se comprometan, si luego venden muchas camisetas y su imagen proporciona mucho dinero mejor todavía.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris