Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'En sus zapatos', de Curtis Hanson

Marcos Méndez Sanguos
Marcos Méndez
sábado, 28 de enero de 2006, 03:31 h (CET)
La de En sus zapatos es una historia de reencuentros, de sufrimientos y reconciliaciones, en la que si bien el concepto tradicional de la familia no sale muy bien parado, el afecto que se profesan algunos de sus miembros sustituye a los problemas de convivencia que todos tenemos alguna vez. Dirige Curtis Hanson (L.A. Confidential) sobre la novela homónima de Jennifer Weiner.

En sus zapatos juega con bastantes elementos argumentales: el conflicto fraternal entre dos hermanas que son polos puestos, su encuentro con una abuela a la que no conocían, la postura intransigente de una madrastra ceñida a unas estrictas convenciones sociales, los secretos de un padre arrepentido..., pero ninguno de estos conflictos logra tener un peso específico en una película que se ha vendido como un baile erótico de la Diaz cuando en realidad lo que intenta contar en imágenes no es más que una historia romántica con visos de comedia, la mayoría venidos desde los ancianos y su convivencia con Maggie, en una contraposición de caracteres que resulta más un tópico que una virtud.

Shirley MacLaine, una de las actrices más impresionantes que ha dado Hollywood, encarna a ese pariente perdido que limará las diferencias de las dos protagonistas mientras se aclaran algunas nubes que impedían observar el pasado en toda su amplitud. Pero mientras Hanson resuelve con nota esa vuelta al pasado (la madre de las chicas, fallecida de cáncer cuando eran niñas, se convierte en un personaje en toda regla), la vida cotidiana se pasa de convencional (el momento en que Maggie recuerda cómo su madre le metió una diadema en su mochila es de juzgado de guardia, así como el recurso al analfabetismo como elemento de superación está ya muy visto) y las risas que intenta arrancar provienen del choque cultural (diríase casi ancestral) entre una joven despierta, que viste ligera y piensa más ligera aún y los jubilados de una residencia de ancianos en cuyas caras se observa una perplejidad sobreutilizada en la comedia actual. Por esto, y no por la buena interpretación de Cameron Diaz (seamos correctos, pero tampoco hay que pasarse) En sus zapatos es una mala película que redunda en el tópico para entretener al público cuando lo que tiene que contar es más importante que una insignificante sonrisa.

Noticias relacionadas

Organizadores de la Fiesta del Cine achacan los resultados al buen tiempo, a la Champions y a Cataluña

La fiesta seguirá celebrando ediciones

Cine oriental en Sitges

El cine fantástico y el de terror permiten abordar los miedos desde su catarsis o desde la distancia de seguridad que los encuadra en clave de ficción

Cine de autor fantástico en Sitges

Los universos cinematográficos, igual que las personas que los crean, sufren la tensión de lo clásico vs. la vanguardia

Cincuenta años del Festival de Cine de Sitges

'La forma del agua' es una película llena de esperanza

Jean Pierre Lèaud: "Hacer cine implica para mí hacer cine de autor"

La película se desarrolla en el sur de Francia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris