Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El Valle de los Caídos

Pepe López
Redacción
domingo, 27 de noviembre de 2005, 07:06 h (CET)
Los camisas rojas de Izquierda unida catalana, siguiendo los reiterados deseos de los camisas negras de la Esquerra, han pedido que “sin prisa, pero sin pausa” se desmantele la Basílica del Valle de los Caídos y se convierta en un Centro de estudios democráticos, un museo de “la represión franquista”,y un lugar donde se recupere la “memoria histórica” de los perseguidos por Franco.

Claro que, como los sepulcros de José Antonio y Franco se conmoverían con tales mudanzas, piden a los familiares del Caudillo y del Fundador de la Falange que se saquen de allí sus restos y se trasladen a otro lugar “corriendo a cargo del Estado el traslado”

No pueden ocultar su revanchismo y están deseando tomar el palo de la venganza. De gobernar estos desalmados ya nos podríamos preparar quienes no participamos en sus ideologías, impropias de gentes civilizadas y en pleno siglo XXI.

Lo más sorprendente es que no han dicho nada de lo que piensan hacer con la Comunidad Religiosa que allí pide a Dios, día tras día, por la bienaventuranza eterna de quienes, de uno y otro bando, se enfrentaron en los campos de batalla.

Espero, de todos modos, que escarmentados por la derrota de 1939 y algo madurados intelectual y cívicamente por obra de la transición democrática que -por lo que veo y oigo no es tan pacífica,- dejen a los frailes tranquilos y no les den “matarile”.

Me parece increíble que hayamos llegado a esta situación y que continuamente se esté atizando el odio y el enfrentamiento, en cuyo origen está nada menos que el propio Presidente del Gobierno con su inoperancia, sus disposiciones y sus actitudes.

Cuando recuerdo aquella multitud de catalanes que recibió a las tropas de Franco con entusiasmo y alborozo indescriptibles por haberlos liberado del terror a que estuvieron sometidos durante tantos meses por los comunistas, anarquistas y chequistas, pienso si habrá aún catalanes que sepan y recuerden lo que ocurrió entonces.

No es un tópico, sino una auténtica realidad, que el marxismo fue, y sigue siendo, por obra de estos extremistas, de antes y de ahora, la mayor aberración que conocieron los siglos. (Besteiro dixit)

Espero y deseo que algún día habrá un español, seguido de otros muchos, con mano fuerte y mente clara que haga cumplir las leyes y que acabe con esta falsa democracia que tenemos, que no es otra cosa que la opresión de las minorías por las mayorías.

Noticias relacionadas

Los candidatos a primer ministro se reducen como huevo

Si Johnson sale electo primer ministro él no ha de tener para nada fácil el nuevo terreno

¿Nueva evangelización?

¿Cuesta mucho decir: Sólo Jesús salva?

¿Quién elegirá al nuevo gobernante de UK?

​Al final va a ser la militancia conservadora la que elija al nuevo primer ministro

​El valor y la noble vocación de la política municipal

La política en general, hoy puesta en dudas con el telescopio de los hooligans de la verdad absoluta, es un mal negocio

​Deslegitimando a la homofóbia: El argumento del segmento cultural para desnudarlo tal cual es

​Por muchos años, la cultura hegemónica del heterosexual construyó un discurso en el sentido de que la homosexualidad era una enfermedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris