Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Tashkent cierra otra base militar

Pyotr Goncharov
Redacción
domingo, 27 de noviembre de 2005, 07:06 h (CET)
La decisión de cerrar el espacio aéreo de Uzbekistán a los aviones de la OTAN, adoptada por Tashkent hace unos días, tendrá obviamente las repercusiones más negativas para las operaciones logísticas desarrolladas por la Fuerza de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), habida cuenta de que es precisamente la Alianza Noratlántica la que coordina la actuación de los contingentes militares aliados.

La nueva medida decretada por Uzbekistán sigue al cierre de la base aérea norteamericana en Karshi-Janabad y, aunque no supone para Washington un problema insoluble, sí puede complicar la operación antiterrorista que EE.UU. viene implementando en Afganistán conjuntamente con la OTAN.

El pasado miércoles, 23 de noviembre, el Gobierno uzbeco mandó a varios países miembros de la OTAN la notificación oficial sobre el cierre del puente aéreo que la Alianza usaba para trasladar al territorio afgano los efectivos y el material bélico. Según la opinión de un alto funcionario de la sede de la OTAN en Bruselas, "el respaldo logístico a las fuerzas ISAF no va a disminuir" y la Alianza podrá aprovechar algunas "variantes alternativas" para el traslado de sus efectivos y equipos hacia Afganistán. El puente aéreo, según él, era usado únicamente por Alemania.

¿Hasta qué punto tiene razón el representante de la OTAN? Hasta el miércoles pasado, en Uzbekistán había funcionado una base aérea en el marco de ISAF, Karshi-Janabad, y una vez evacuadas desde allí las tropas norteamericanas, quedaba una sola base militar que Occidente pudiera usar en principio para las operaciones en Afganistán. Esta base se encuentra en la ciudad fronteriza de Termez, conectado con el puerto afgano de Hairatan por el Puente de la Amistad que se construyó en los tiempos soviéticos a través del río Amu-Darya. El puente es capaz de aguantar convoyes ferroviarios, así que se trata de un nudo de transporte que tiene importancia enorme.

Es correcto que la base de Termez era usada únicamente por Alemania para asegurar, en el marco de ISAF, el apoyo logístico de su contingente en Afganistán, o sea, al margen de las operaciones desarrolladas por EE.UU. Pero también es verdad que ISAF y Alemania son, en cierto sentido, lo mismo porque el contingente alemán es el más numeroso dentro de la fuerza multinacional, de manera que la pérdida de esta base implica, sin lugar a dudas, una serie de problemas para ISAF en su conjunto.

¿Qué es lo que se entiende por "variantes alternativas" del apoyo a ISAF? Turkmenia ha declarado que en el tema de las bases extranjeras en su territorio se estará guiando, principalmente, por los intereses de sus vecinos, es decir, otras repúblicas del Asia Central y Rusia. La postura de Tayikistán es similar. En lo que respecta a la base aérea estadounidense de Manas, en Kirguizia, su posición geográfica es bastante desventajosa y encima no hay capacidades ociosas debido a la presencia de los transportes militares C-130 y C-17 que EE.UU. ha tenido que trasladar desde Karshi-Janabad.

El Ministerio de Defensa español ha expresado ya su preocupación al respecto, pues a partir del próximo año España debe asumir la presidencia de turno en ISAF y aumentar su contingente de 540 a 2.500 personas. La decisión de Tashkent, según los militares españoles, haría el traslado de las tropas "más largo, complicado y costoso".

Pero lo más importante es que EE.UU., que no pertenece a las fuerzas ISAF y encabeza su propia coalición internacional antiterrorista en Afganistán, pretendía desde hace tiempo fusionar ambas estructuras bajo un mando único, el de la OTAN. Después de que la Organización de Cooperación de Shanghai sugirió a Washington definir el calendario de permanencia de sus bases militares en el Asia Central (por un acuerdo con Rusia y los países centroasiáticos, ese calendario tenía que estar sincronizado con la campaña antiterrorista en Afganistán), el Pentágono incrementó visiblemente las presiones sobre la OTAN para que asumiera el mando de todas las fuerzas aliadas en el territorio afgano. Todo el mundo sabe que, en realidad, es Washington el que manda en la estructura militar de la OTAN, mientras que los gastos se reparten entre todos, en particular, entre los europeos.

Bajo la cobertura de una ISAF renovada, EE.UU. habría podido usar la base alemana de Termez, perspectiva que le está vetada ahora. Entretanto, aún es prematuro para decir que la operación antiterrorista en Afganistán ha finalizado con éxito. La situación general en Afganistán es alentadora pero también es cierto que los talibán y Al Qaeda, el mayor enemigo de EE.UU., se han movilizado notablemente este año. Como resultado, se han multiplicado las bajas tanto en las fuerzas aliadas, especialmente, dentro del contingente americano, como entre los civiles. Es un factor preocupante, y el presidente afgano Hamid Karzai ha exigido a los mandos aliados "revisar la estrategia y la táctica de la operación antiterrorista en el país".

Lo anterior significa que las tareas militares en Afganistán se están complicando justo en un momento en que la OTAN pierde el derecho de usar el espacio aéreo uzbeco para los vuelos hacia el territorio afgano. En un contexto así, los mandos de la Alianza Noratlántica difícilmente aceptarían ponerse al frente de todas las operaciones en Afganistán, tal y como sugiere el Pentágono. Lo que ya es un quebradero de cabeza para Washington, le conviene hoy a la OTAN menos que nunca.

____________________

Pyotr Goncharov es columnista de RIA "Novosti".

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris