Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Kiss Kiss, Bang Bang': Noir letal

Gonzalo G. Velasco
Gonzalo G. Velasco
sábado, 28 de enero de 2006, 03:31 h (CET)
A finales del siglo pasado el joven guionista Shane Black fraguó, con la complicidad de Joel Silver en la producción y Richard Donner en la dirección, uno de los mayores blockbusters del cine americano: Arma Letal. Nuestro hombre, no contento con eso, participó también en los libretos de El Último Boy Scout, El Último Gran Héroe y ¡ay! Memoria Letal. Esta frustrada peliculilla de acción dirigida por el finlandés Renny Harlin, supuso todo un descenso a los infiernos para Black, quien ahora, con Kiss Kiss, Bang Bang, resurge esplendoroso de sus cenizas para demostrar que aún no está todo dicho en lo que al cine de acción se refiere, o al menos, que las cosas pueden decirse de otra forma.

Kiss Kiss Bang Bang demuestra su afán transgresor desde el propio título, como muchos sabrán, una etiqueta formulada por la crítica Pauline Kael para desvirtuar cierto tipo de celuloide sustentado sobre besos y tiros. En este sentido, Shane Black no defrauda. En su película hay besos, tiros, (es decir, sexo y acción) pero también mucho más que eso. Las réplicas audaces, las innovadoras escenas de acción, y la excelente composición de sus personajes, son sólo la punta del iceberg del “mucho más que eso”.

Kiss Kiss, Bang Bang somete al cine negro clásico, y hasta cierto punto al de acción, a un proceso de lifting de lo más resultón que recuerda por fuerza al que Wes Craven aplicó sobre el terror adolescente a finales de los noventa con Scream. Alimentándose de sus tópicos (femmes fatales, detectives, mutilaciones, investigaciones paralelas que terminan confluyendo...), los distorsiona a través de un filtro autoirónico a mitad de camino entre la “conciencia lingüística” de los Nuevos Cines de los años setenta y el posmodernismo tarantiniano, hasta subvertirlos. De este modo, tenemos un investigador privado gay (Val Kilmer), una voz en off que reconoce sus limitaciones para estructurar el relato, y un happy ending casi avergonzado de lo pasteloso de su naturaleza pero, como asegura Robert Downey Junior, no por ello irreal.

Los personajes de Black, no viven en un mundo ajeno a la tradición cinematográfica, sino que han interiorizado los códigos genéricos de las películas a las que Kiss Kiss, Bang Bang rinde tributo hasta el punto de protagonizar un conflicto en toda regla entre la realidad y la ficción, cuyos límites parecen no discernir en algunos momentos y conocer al dedillo en otros.

Además de todo esto, el film realiza una cabriola de desopilante madurez creativa al lograr conciliar en sus escenas una reivindicación del cine made in Hollywood y una visión corrosiva, lúcida, inteligente, y puede que triste de tan denostada industria. Vamos, que aunque Shane Black no pretende en ningún momento ejercer de Woody Allen, ha aprovechado en Kiss Kiss, Bang Bang para poner encima de la mesa su propia relación de amor-odio con la meca del cine, y ya de paso, ofrecernos una magistral intriga Noir adaptada a los tiempos que corren. No se la pierdan.

Noticias relacionadas

Organizadores de la Fiesta del Cine achacan los resultados al buen tiempo, a la Champions y a Cataluña

La fiesta seguirá celebrando ediciones

Cine oriental en Sitges

El cine fantástico y el de terror permiten abordar los miedos desde su catarsis o desde la distancia de seguridad que los encuadra en clave de ficción

Cine de autor fantástico en Sitges

Los universos cinematográficos, igual que las personas que los crean, sufren la tensión de lo clásico vs. la vanguardia

Cincuenta años del Festival de Cine de Sitges

'La forma del agua' es una película llena de esperanza

Jean Pierre Lèaud: "Hacer cine implica para mí hacer cine de autor"

La película se desarrolla en el sur de Francia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris