Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Empieza a preocupar

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 23 de noviembre de 2005, 22:51 h (CET)
La pasada jornada aunque todo el protagonismo recayó en el partido del Bernabéu, se jugaron otros partidos y entre ellos, el Cádiz - Valencia. El conjunto ché jugó un partido pésimo, desorientado en el campo, pero se ganó que era lo importante después de tres partidos sin hacerlo.

La imagen que dejó el Valencia sobre el Carranza fue de un equipo sin ideas, sin estilo y sin rumbo. Si se llega a jugar el partido ante un conjunto de mayor entidad, el resultado habría sido escandaloso. El Cádiz perdonó lo imperdonable y acabó derrotado por un gol con suerte de Vicente.

A pesar de las notas negativas que dejó el encuentro hay algunos puntos positivos que destacar de ese partido. Por fin la portería valencianista quedó imbatida y se sumaron tres puntos.

Está a sólo un punto de Europa y le esperan una serie de partidos que invitan al optimismo y en los que se debe demostrar que el equipo puede afrontar el reto de volver a ser el que era, además debe comenzar a aprovechar la ventaja que disfruta este año de disputar sólo dos competiciones.

Vicente, ayer declaró que esperaba que el Valencia fuese uno de los cuatros que esté arriba al final de temporada junto con Barcelona, Madrid y Villareal, pero como también dijo ayer el jugador del Real Madrid, Roberto Carlos, Valencia, Atlético de Madrid y Barcelona son los más fuertes pero ganando a estos no se gana la liga sino con los demás.

El Valencia ha realizado magníficos encuentros contra los “galácticos” y contra el nuevo “dream team”. ¿Porqué no puede jugar igual frente a todos?. Racing o Sevilla han conseguido llevarse puntos de Mestalla en partidos muy malos.

Se decía hace unas semanas que el mayor problema del equipo era la defensa pero ya no es así, el mal juego se ha contagiado al resto de la plantilla, ya ni siquiera Villa marca y Vicente ni regatea. Las tensiones entre jugadores, entrenador y directiva empiezan a surgir y los silbidos en Mestalla ya se escucharon en el último partido ante el Racing.

No existe una solución inmediata para los males del Valencia. La mayor virtud de la afición este año debe ser la paciencia, a pesar de que en Valencia a los entrenadores no se les da demasiada confianza en cuanto las cosas van mal.

Igual que se aguantó con Benítez o con Rijkaard en el Barça y luego la espera dio sus frutos, con Quique Sánchez Flores se debe hacer lo mismo, parece un buen entrenador, ya lo demostró en el Getafe, donde por cierto también tardaron en llegar los resultados. Conseguirá que el Valencia llegué otra vez a lo más alto pero precisa de confianza tanto de la afición como de la plantilla, la cual debe demostrar por fin la calidad que atesora, olvidar los errores de la temporada pasada y recuperar el espíritu ganador.

Cuando el Valencia vuelva a creerse grande como hace cuando juega contra el Real Madrid o el Barcelona, entonces volverá a ser grande.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris