Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Encuestas

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 22 de noviembre de 2005, 01:29 h (CET)
El barómetro de octubre realizado por el CIS, recientemente dado a conocer, ha confirmado el resto de encuestas que venían publicándose desde hace semanas en distintos medios de comunicación: la imagen del Presidente del Gobierno, Zetapé, se derrumba y las tendencias electorales de los dos grandes partidos han comenzado a variar, con un ligero ascenso del Partido Popular y una caída del Partido Socialista. Varios ministros salen mejor valorados en la encuesta que el propio presidente del talante. Y el PP, según el CIS, estaría a dos puntos del PSOE. Recuerden que en las Europeas el CIS situaba al PSOE a diez puntos del PP y, al final, se produjo un empate técnico.

Hay que resaltar que en todas las encuestas publicadas hasta ahora a lo largo de 2004 y 2005, el PP resistía la táctica de demolición que el PSOE, junto con sus socios, habían puesto en marcha. No había derrumbe popular. La “extrátegia” de resucitar la Guerra Civil o situar al PP en una supuesta “extrema-derecha” no estaba cosechando los frutos pretendidos. A la izquierda, por primera vez, le estaba fallando la aplicación de la sociología, que tan bien habían manejado en la década de los 80 y 90.

Si tenemos en cuenta que el trabajo de campo para la encuesta tuvo lugar antes del Debate sobre la admisión a trámite parlamentario del Estatuto de Cataluña en el Congreso de los Diputados y antes de la manifestación que tuvo lugar en Madrid en contra del proyecto de Ley de Educación, nos podemos hacer una idea de cómo están cambiando las perspectivas electorales para ambos partidos.

En el mes de octubre el diario “El Mundo” publicaba una encuesta hecha por “Sigma-Dos” en la cual el PP se situaba, por primera vez desde las elecciones del 14 de marzo, por delante del PSOE en cuanto a intención de voto.

Ese mismo mes “El País”, nada sospechoso de ser de centro-derecha, publicó otra encuesta del “Instituto Opina” que situaba al Partido Popular a tan sólo dos puntos del PSOE. Es lo que se llama un empate técnico.

Ya en noviembre, “La Vanguardia” publicaba otro sondeo del “Instituto Noxa” que colocaba al PP dos puntos por encima del PSOE en intención de voto. Lo más llamativo es que se comenzaba a ver un trasvase de votos entre ambas formaciones políticas. Según “La Vanguardia”, uno de cada diez electores que habían votado al PSOE el 14 de marzo ahora votarían al PP.

En la categoría “voto+simpatía” de la encuesta del CIS destaca un dato muy importante: los jóvenes muestran mayor simpatía por el Partido Popular. La misma encuesta nos cuenta que un tercio de los votantes del PSOE ya no confía en Zetapé.

Y es que el PSOE, que se presentó a las Elecciones contándonos que era un partido de ámbito nacional, en ningún momento, explicó a sus electores que habría una alianza con partidos que pretenden romper España, como es el caso de ERC. Tendría que haber explicado el PSOE en qué iba a consistir el famoso Pacto del Tinell. Claro que los días previos a las elecciones andaban muy atareados algunos inventándose terroristas suicidas…

Tampoco contó ZP, ese presidente por accidente, a sus electores que impulsaría un Estatuto étnico separatista para Cataluña, ni que se pondría “en frente” del PP en el País Vasco para tratar de llegar a acuerdos con los violentos. Zapatero ocultó a sus electores que él no creía en la Nación española. Y que iba a legalizar a Batasuna a través del PCTV. Zapatero calló que iba a devolver a las víctimas del terrorismo a la marginación. Ocultó a sus electores que iba a romper el pacto constitucional entre los dos grandes partidos, que es lo que ha permitido a España vivir la mayor etapa de paz, prosperidad y libertad de su historia. Nos vendió talante y paz y hemos cosechado autoritarismo y crispación.

ZP prometió a los jóvenes viviendas y hemos asistido al festival humorístico de las soluciones habitacionales o al esperpento de la Agencia Pública de Alquiler, que al parecer, ha conseguido captar tan sólo dos viviendas en Barcelona.

ZP prometió ordenadores en los colegios. Pues bien, el presupuesto para Educación de este gobierno no contempla tal posibilidad. De hecho, el presupuesto para defensa triplica lo que el PSOE quiere invertir en Educación. Con estudiar “Educación para la ciudadanía socialista”, deben pensar que ya tienen bastante los jóvenes.

En fin, que si hacemos caso a las tendencias que reflejan las encuestas podemos llegar a la conclusión de que ZP ya no convence a casi nadie y que su proyecto de Nuevo Orden Mundial va a ser un fracaso.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris