Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Animales   -   Sección:   Cine

Un neoyorkino lanza a un pit bull por la ventana en un ataque de celos

Redacción
jueves, 24 de noviembre de 2005, 03:58 h (CET)
Alan Dacosta, un neoyorquino de 35 años, tiró al perro de su familia por la ventana después de agredir a su madre con el aspirador en la mañana del pasado miércoles día 16.

Ana Sancho
Gemini, un cruce de pit bull de carácter muy cariñoso y diez años de edad, despertó la mañana del pasado miércoles dándose de bruces contra el frío asfalto, cinco pisos más abajo de su cuna.

Dando cumplimiento a reiteradas amenazas de acabar con la vida de Gemini, el joven presuntamente arrojó al can por la ventana, provocándole la muerte de forma casi instantánea.

Las ocho de la mañana fue la hora en la que el animal salió disparado por una ventana del edificio situado en el 805 St. de la Avenida Marks, en Brooklyn. Momento fatítico en el que la madre de Dacosta, Sonia Reyes, se lanzó escaleras abajo tras presenciar la dramática escena, minutos después de haber sido agredida por su hijo con el aspirador, según su propio testimonio. La policía, que acudió alertada por una llamada al 911, la encontró tendida en la calle, con el cuello repleto de cardenales recién producidos y el perro agonizante entre sus brazos.

Siguiendo lo relatado a agentes de la policía, Sonia Reyes declaró no estar sorprendida por lo ocurrido. Ella, de algún modo, lo esperaba. Su hijo Alan, primogénito, siempre mostró un carácter violento con quienes le rodeaban. Asimismo, las discusiones domésticas y amenazas de “descabezar” al perro –confesó- se habían intensificado en los últimos días.

El presunto agresor, en concreto, solía reprochar a su madre querer más al animal que a él mismo. Durante los últimos días, la furia colérica del hijo parecía desbordarse, siendo cada vez más habituales las amenazas directas contra el can. Su obsesión y muestras de celos reiterados hacia el animal hacen pensar a Reyes que la reacción de echarlo por la ventana fuera planeada.

El perro estaba sometido a un delicado tratamiento médico por un tumor. Sonia Reyes se había negado a eutanasiarlo, tal y como le habían sugerido en la clínica veterinaria por la grave enfermedad que padecía el animal.
Después de una convivencia difícil, plagada de discusiones y violencia física, Reyes ha manifestado no desear volver a ver a su hijo nunca más: “Sólo quiero que lo encierren y pierdan las llaves.”, ha declarado.

Peticiones de condena
Alan Dacosta no ofreció resistencia a su detención, que se produjo en el mismo apartamento tras la llegada de la policía al lugar de los hechos.

Actualmente permanece arrestado tan sólo con cargos por la agresión a su madre. Sin embargo, podría tener que rendir cuentas a la Justicia también por su actuación con Gemini. A la espera de los resultados de la autopsia del perro, la Oficina del Abogado del distrito de Brooklyn, Charles J. Hynes, estudia considerar además una vulneración del Estatuto de crueldad animal. Posibilidad ante la que no han demorado sus respuestas las asociaciones protectoras y amigos de los animales, iniciándose estos días una campaña de envío de cartas a Hynes, máximo responsable de la citada oficina.

La iniciativa ha sido encabezada por la organización americana para la prevención de la crueldad a los animales “Kinship Circle”, con declaraciones públicas y la elaboración de una misiva como modelo a disposición de todo aquél dispuesto a adherirse a la causa con su envío. En el escrito se exige la adjudicación de cargos por crueldad animal para Dacosta y se solicita la aplicación de la pena máxima, consistente en dos años de cárcel con sometimiento a tratamiento psicológico e inhabilitación absoluta en cuanto a la tenencia de animales.

Desde la carta modelo se agradece a Hynes haber considerado el caso de Alan Dacosta como posible vulneración del estatuto. A su vez, se alerta sobre le peligro potencial que encierran los perfiles psicopáticos no sólo para el maltrato animal sino también humano.

Contundentes, en el texto se recurre a los más sonados casos de la historia del crimen –los asesinos en serie como el extrangulador de Boston, Ted Bundy o Dennis Arder, ejemplos de psicópatas que mataron animales antes que personas- como advertencia sobre Alan Dacosta, al que consideran un serio riesgo para otros animales y seres humanos. El texto prosigue con una reflexión sobre el particular: “Los agresores domésticos tratan a sus víctimas como objetos. Carecen de compasión o empatía para sentir el sufrimiento de sus víctimas. Alan Dacosta exhibió estos rasgos cuando asaltó a su madre y mató al perro”. Para concluir con un agradecimiento a Hynes y a su equipo, “por haber reconocido la gravedad de este crimen.”.

Noticias relacionadas

'El silencio es un cuerpo que cae' y 'Optimism', premios l'Alternativa 2018

Palmarés de l'Alternativa 2018, Festival del Cine Independiente de Barcelona

La Muestra de Cine de Lanzarote anuncia la programación de su octava edición

Seis de las siete películas de “Sección Oficial” competirán por el Premio del Jurado, dotado de 2.500 euros

España, país invitado del X Festival Internacional de Cine de Cali

El FICCALI abrirá con la proyección de Cría cuervos de Carlos Saura

Llega la 15ª edición del Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona

Con más de 100 films comprometidos con los derechos humanos universales

El Festival Internacional de Cine de Cali celebra su décima Edición

El Festival trae una fuerte programación académica en el Encuentro de Investigadores
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris