Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Y digo yo...  

¿Hablamos?

Jordi Matínez Aznar

domingo, 20 de noviembre de 2005, 06:49 h (CET)
Quienes hayan seguido la última campaña publicitaria de La Caixa sabrán que su actual slogan es '¿Hablamos?'. Y eso es lo que parece que han venido haciendo desde hace un tiempo los de la caja de ahorros con el Partido Socialista de Catalunya, a quienes han perdonado parte de una deuda contraída hace más de diez años.

La primera noticia salió a la luz pública hace pocos días, cuando varios medios se hacían eco de que La Caixa había perdonado el 40 por ciento de un crédito que habían contratado con el PSC más de diez años atrás. Este porcentaje significaba un total de 6,5 millones de euros (casi 1.100 millones de las antiguas pesetas para aquellos que no se hayan acostumbrado a la nueva moneda), aunque pocos días más tarde se puntualizó la noticia desde el propio partido, diciendo que la deuda la siguen pagando, pero que les habían perdonado unos intereses que habían prescrito.

Como es lógico y normal, y al igual probablemente que a muchos de ustedes, enseguida me asaltaron algunas dudas. Una de ellas es: en el caso de que contrate una hipoteca con los señores de La Caixa y después de diez o doce años retrasando pagos, ¿me perdonarán también a mí los intereses acumulados durante esa década?

Otras preguntas que también se me pasaron por la cabeza son: ¿tan mal van de caja en el PSC que les tienen que perdonar los intereses acumulados de ese crédito? ¿Tan poco poder tienen desde La Caixa para exigir que se les pague ese dinero? Porque cuando cualquiera de ustedes pide un crédito, bien tienen que ir con mucho ojito con no pagar una mensualidad, y en el caso de no pagarla se toman cartas en el asunto desde la dirección de su banco.

Según pude escuchar a mediados de semana en una emisora de radio, al extremo de perdonar los intereses de un crédito se llega después de que se hayan agotado todas las vías para que la persona o entidad deudora no pueda pagar lo estipulado. Lo que me gustaría saber es si, en el caso de que la persona deudora fuera un simple ciudadano como usted o yo, esta entidad actuaría de la misma manera.

Después de ir siguiendo la noticia estos días está cada vez más claro, al menos para quien esto escribe, que hay deudores y deudores. Si ustedes o yo contratamos un crédito, tenemos que pasarlas canutas (aquí me ahorraré una palabra más fuerte con las mismas cuatro últimas letras) para pagar los recibos a final de mes. Es por eso por lo que parece que aquí se sigue, salvando las distancias, aquel dicho que reza que 'todos somos iguales ante la ley, pero no ante quien la interpreta'.

Aunque otra posibilidad es que se trate de uno de los puntos tipificados en la famosa 'letra pequeña' que tiene todo contrato, pero que no toda la gente le hace el caso que debería. Váyase usted a saber, quizás uno de los puntos es 'todos deberán pagar los intereses estipulados a excepción de que sea un partido político, a los que ya les haríamos algún apaño, además de que tampoco les meteríamos demasiada prisa a la hora de pagarnos'.

Como creo que ya he comentado en alguna ocasión, yo suelo ser bastante bien pensado, pero en ocasiones como esta no tengo más remedio que pensar mal. Y pensar mal en el caso que nos ocupa es pensar que la gente de la calle somos unos 'pringaos' que tenemos que deslomarnos para poder pagar la hipoteca mientras que los partidos políticos tienen mil y una facilidades como esta para devolver el dinero prestado.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris