Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Chicken Little': Disney se la juega

Gonzalo G. Velasco
Gonzalo G. Velasco
sábado, 28 de enero de 2006, 03:31 h (CET)
He de confesar que desde mi más tierna infancia siento una especial aversión hacia cualquier producto procedente de la factoría de Walt Disney. Su almíbar, sus moralinas de corta y pega y sobre todo, ese irritante toque de humor familiar, me han repelido siempre del mismo modo que a la audiencia le repelen ahora la mayoría de los títulos del nuevo canal de Prisa, y a pesar de todo (incluido en este todo un trailer sospechosamente vacío de contenido en el que Chicken Little baila al son de aquel inefable hit discotequero de los Dragostea Dintei con el que presentaban al no menos inefable Boris Izaguirre en Crónicas Marcianas), me veo en la obligación de admitir que, aún con su buen zurrón de defectos, Chicken Little tiene un pase.

Después de los sonoros fracasos de sus películas de animación tradicional más recientes (Zafarrancho el el Rancho, La Isla del Tesoro, Atlantis...), los capitostes de la Disney se lo han jugado todo a una sola carta por medio de este pollito repelente de hermoso diseño que tiene sobre sus hombros no sólo la responsabilidad de llevar a buen puerto una película, sino también la de salvar al estudio en su debut en el terreno de la animación en tres dimensiones, un terreno donde conviven depredadores tan feroces como Dreamworks, Pixar, o Blue Sky Studios, todos ellos avalados con entusiasmo por la taquilla.

La consigna de los hacedores de sueños de la Disney para no descalabrarse en el intento es muy sencilla, y podría sintetizarse de la siguiente manera: mantener el toque Disney pero sin renunciar a un diseño de producción moderno, dinámico, y virtuoso, ni tampoco a los hallazgos millonarios de las películas de sus competidoras, entre ellos el vicio de parchear tramas inconsistentes con guiños cinéfilos a otros films clásicos y modernos, o la inoculación en las mismas de una cierta ironía posmoderna.

El problema de la propuesta estriba en que, como diría Juán Marsé, “se aprecia demasiado el trabajo de fontanería”. En otras palabras, que se puede palpar en cada fotograma que los responsables de Chicken Little están desesperados por conservar sus empleos. Ello les hace incurrir en muchos excesos visuales, en el exhibicionismo técnico, en el descuido de los aspectos narrativos y, lo peor de todo, en una falta de personalidad patológica que hace oscilar el conjunto entre los postulados más pastelosos de la Disney de siempre (todas las escenas donde se pone sobre el tapete la conflictiva relación paternofilial entre Chicken Little y su padre) y el sarcasmo autoconsciente de la Dreamworks (el simpático epílogo donde se reconstruye todo lo que hemos visto en clave hollywoodiense). Con todo, si uno se encuentra de humor y desea camelarse a los hijos de su nueva pareja o a una novia cursi, Chicken Little puede proporcionarle una entretenida oportunidad de conseguirlo, aunque de ahí a que el pollito finalmente logre enderezar el rumbo de la Disney, todavía hay un gran trecho.

Noticias relacionadas

Antonio Banderas, Premio Nacional de Cinematografía 2017

"El regreso a España se va a producir"

La nueva aventura de 'Piratas del Caribe' y la comedia 'Me case con un boludo', estrenos de cine de este viernes

Bertrand Tavernier lleva este viernes a las salas de cine 'Voyage à travers le cinéma français' ('Las películas de mi vida')

Los duos con Jennifer Lawrence “casi” siempre funcionan

Crítica de la película 'Passengers'

Se oye una canción

Crítica de la película 'La Bella y la Bestia'

La XII edición de la Fiesta del Cine se celebrará del 8 al 10 de mayo

Con entradas a 2,90 euros
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris