Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Dineros para la Iglesia

Pepe López
Redacción
sábado, 19 de noviembre de 2005, 03:06 h (CET)
Empieza a aburrir tanta reiteración en esta historia que en realidad no es otra cosa que una arma arrojadiza contra aquella institución. Porque hay que recordar que lo que ésta percibe es en un 77% producto de la cantidad que los católicos libremente aportamos marcando la cruz en la Declaración de la Renta. Y que solo el 23% restante es aportación del Estado. Pero esta cifra que significó en el 2004 32 millones de euros queda abrumadoramente compensada por las aportaciones que la Iglesia hace de sus recursos a la sociedad española.

Recordemos sólo dos, Cáritas descontando la subvención que recibe del Estado destina a la ayuda de las necesidades sociales más de 100 millones de euros, el triple de lo que el Estado le aporta a la Iglesia. Manos Unidas lo hace con cerca de 40 millones de euros. Esta sola aportación ya es superior a lo recibido por la institución católica. 107 hospitales, 128 ambulatorios, 876 centros para enfermos crónicos, gente mayor, enfermos terminales, con un total de 51.312 camas, algo que representa cerca de 6 mil millones de euros o, la aportación de la escuela religiosa: si sus plazas fueran públicas significaría más de 3.000 millones de euros, cuando sólo recibe menos de 2.000.

Todo esto y mucho más son las aportaciones de la Iglesia a la sociedad española. Concretas, dirigidas a necesidades básicas y a los más débiles. En contrapartida hay que preguntarse qué aporta el PSOE, qué aportan los demás partidos de sus propios recursos para resolver problemas concretos, porque si se trata solo de canalizar la aportación ciudadana y representarla de manera organizada en el Parlamento, hay que decir que nos resultan excesivamente caros.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris