Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

Financiación irregular

Raúl Tristán

viernes, 18 de noviembre de 2005, 02:31 h (CET)
No se han atrevido. Demasiado osado para un gobierno socialista, cuando tan sólo han transcurrido 27 años desde que tenemos la Constitución que nos garantiza una democracia plena.

La izquierda más gauche, o sea IU, más Esquerra y el grupo Mixto, lo han intentado, pero no ha habido suerte. Lástima. Perdida la oportunidad, a saber cuándo habrá otra.

Creo que ya va siendo hora de que la Iglesia Católica se autofinancie. La misma Iglesia enemiga del Gobierno actual.

Donativos sin control por millones de euros, el 0,5% de la declaración de la renta de los contribuyentes que así lo manifiestan, más lo proveniente de sus tejemanejes y oscuros entramados financieros, todo ello es lo que hay que sumar al dinero que como canon fijo reciben del Estado, de un "estado aconfesional".

El Concordato firmado en 1979, hace ya 26 años, incluía una "promesa", a modo de propósito: la Iglesia tendería a lograr por sí misma los recursos necesarios para atender sus necesidades. Mentiras piadosas.

Por si fuera poco el recibir cada año unos 33 millones de euros del estado, más los que financian los centros concertados (otra aberración), la Iglesia quiere que "se le suba el sueldo", o sea, recibir del IRPF entre el 0,8 y el 1%.

Sería mejor que tanto el Gobierno, como la Iglesia, mirasen a nuestro vecino alemán y se aplicaran el cuento: aquellos católicos bautizados que declaren ser practicantes y así lo confirmen, son los que deberían gustosamente soportar un Impuesto Eclesiástico con el que se financiarían todas las actividades de la Iglesia, descargando al Estado de una lacra económica injusta.

Pero ya sabemos que en España, 39 años de oscurantismo religioso durante el franquismo pesan mucho, como pesan los años de Cruzada contra los infieles, como... en fin que desde los visigodos, pasando por los Reyes Católicos ( sí, los mismos que dejaron este país como un erial, despoblado y sin judíos y moriscos, solo por la codicia del oro), hasta nuestros días, España es Católica, Apostólica y Romana para muchos, muchos con gran poder y muy mala fé.

Los demás, seguiremos ardiendo en las hogueras del Santo Oficio. Por siempre. Amén.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris