Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Algo más que palabras   -   Sección:   Opinión

Estimular a la juventud

Víctor Corcoba Herrero
Víctor Corcoba
viernes, 18 de noviembre de 2005, 02:31 h (CET)
Quizás con la idea puesta en que la juventud es mejor estimularla que instruirla por aquello de luego adoctrinar con más facilidad, mostrar estimación antes que desatención, aunque sea de cara a la galería, repicaron las campanas de una desunida Europa para llamar a la acción a unos chavales cada día, por desgracia, más dependientes de las endemoniadas adicciones y menos independientes en poner justicia a la rebeldía. Al parecer, se pretende consolidar la dimensión “juventud” como eje transversal de las políticas europeas, cuyo primer paso sería el Pacto Europeo de la Juventud. O sea, el cuento de la lechera.

La noticia a primera vista, impacta. Sólo eso. Como predicar no cuesta nada, pues ahí queda la bomba. Está visto que las alianzas no pueden funcionar en un territorio donde la palabra ha dejado de tener valor alguno y cada cual se encierra en sí mismo. Si Europa no se abre a las culturas, ¿cómo decirles a sus jóvenes que se abran a los demás? ¿Cómo pasar de un amor afectivo a un amor efectivo donde sólo existe el interés? Porque amar es lo contrario de este aire egoísta que nos mueve, es un acto de verbo en verso que consiste en preferir de manera poética, donarse y darse a los demás antes que asimismo.

Ciertamente que los jóvenes de todas las culturas y cultivos han de tener voz en abrir vías a su participación real en el desaguisado de esta Europa que estamos construyendo. Sobre todo, por si ellos la pueden cambiar, porque buena parte de los adultos da la sensación de que no están en la onda de que la unión hace la vida. Será un milagro. ¿Cómo pedirle a la juventud la construcción de una ciudadanía participativa y responsable, promotora de interculturalidad y solidaridad, cuando los que nos dirigen parece que juegan a la venganza y al escarmiento? Vivimos en una cultura muy politizada, soberbia, y a veces la presencia de la revancha se manifiesta a través de falsas ideas que hacen gran daño.

Dicen que los jóvenes consideran básico incidir en la enseñanza, fomentando el fortalecimiento en los planes de estudios de los aspectos relacionados con la dimensión comunitaria. Ya me dirán cómo, si en los muros de la patria mía somos incapaces, puesto que desde que se inició el proceso democrático en España hemos tenido ya cuatro leyes generales de educación y se nos avecina la quinta. Lo educativo lo hemos convertido en un juego doctrinario, al son del político de turno, lo cual es una falta de madurez y sensatez total, pues los alumnos que empiezan un plan de educación y formación no saben cómo lo van a acabar.

Además, según está el paisanaje uno se vuelve a preguntar: ¿cómo puede nacer una generación viva de jóvenes abierta a la verdad, a la belleza, a la nobleza, en un mundo de mentiras y mediocridad? ¿Cómo puede subsistir una Europa donde la familia ya no se presenta como una institución abierta a la vida y al amor desinteresado? Bajo esta atmósfera del caos es bastante complicado que la juventud crezca y acumule sanos pensamientos.

Una luz quiero ver en el programa “Juventud en Acción”, que según consta es el principal instrumento de acción comunitaria en materia de juventud, estudiarse los jóvenes teniendo relaciones con los jóvenes. Puede ser un buen motivo, ha de serlo para regenerar el mundo contra toda intolerancia y toda explotación. Menos da una piedra.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris