Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Reaccionar con agilidad

Pascual Falces
Pascual Falces
miércoles, 16 de noviembre de 2005, 01:13 h (CET)
El presidente del gobierno recibirá en los próximos días a las asociaciones que participaron en la multitudinaria manifestación en contra de la ley de educación que propone. Dice querer escuchar sus argumentos y, a su vez, explicarles las razones del contenido del proyecto de ley. Sorprende esta aparente ingenuidad, ¿si no la conocen, para qué se han manifestado? Más, se trata del procedimiento “deliberativo” que preconiza el presidente para resolver las cosas. Recientemente ha escrito que “la lógica no existe en política” (¡). Las consecuencias del talante, y la cara de diálogo con el que “vender la moto”, son aspectos de aplicación del manual que trae aprendido.

Dentro del posibilismo que este planteamiento encierra, no se pueden perder de vista las circunstancias que rodean al gobierno para permanecer en la Moncloa “atendiendo” a los ciudadanos que discrepan de sus señalamientos. Detrás de la puerta de la sala donde dialoguen está Carod con sus exigencias y planes inamovibles para la educación de la juventud en Cataluña, y él lo sostiene en la Presidencia. ¿Deberían haberse reunido antes? Los manifestantes y el gobierno coinciden en sus juicios: “la educación es importante”. Una acción legislativa de esta índole, trascendente e importante, requería más tiempo, más negociación, más explicación y más consenso entre todas las partes. Lo malo es que el presidente quiere que con lo que preconiza, desaparezcan los millones de españoles que piensan de modo distinto al suyo.

Dijo alguien con talento, que, la educación de los hijos comienza veinticinco años antes de que nazcan los padres. O sea, dos generaciones antes. Esto es lo más “crudo” que tiene la zapatera intención, y de la que la ministra no es más que una transcriptora.

-Teníamos que haber educado a sus abuelos... –comentará profundamente irritado de sentarse a dialogar con los que se manifestaron; pero, eso, pertenece a la Historia, que no se puede manipular como la actualidad en un telediario.

Existe una rentabilidad de la reunión para el presidente, la famosa foto, que no cuenta para sus convocados. Es difícil saber si, estos, fueron educados en una mínima astucia, y no se dejen retratar atendidos por una atenta máscara de sonrisa. El gobierno tiene que rebajar sus pretensiones en educación, aunque, si lo hiciese, lo más probable es que tuviera que convocar elecciones, pero estando las cosas como están es lo que menos desea, se juega el poder. Un mortífero atentado sirvió para acceder al mismo, pero muy difícilmente le puede mantener en él. Y mientras tanto, esta generación, educada desde atrás, sigue sabiendo cómo quiere que se eduquen sus hijos. Es, como, para acompañar en el sentimiento a cuantos maquinan en oscuros lugares, el modo de cambiar a la gente de este país.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris