Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Foro Abierto   -   Sección:  

Las injusticias del deporte

Joaquín Tarragó
Redacción
lunes, 14 de noviembre de 2005, 23:07 h (CET)
En el mundo del deporte muchas veces se dan casos curiosos, y más en un mundo como el de la Fórmula 1. Un mundo en el que se mueven millones y millones de las antiguas pesetas, lleno de eso que llaman glamour. Donde muchas veces cuesta ver que detrás de toda esta parafernalia que llaman el gran circo, se esconde un deporte, porque sí, es un deporte por mucho que algunos lo nieguen. Pero es un deporte injusto, porque me cuesta dar con otra disciplina donde llegan a lo más alto aquellos que poseen una cuenta corriente más amplia que la mayoría de los mortales, y no aquellos que tienen más talento. Hay excepciones claro está, como el actual campeón del mundo, Fernando Alonso, pero duele ver a un hombre rebosante de talento, un piloto extraordinario, que con un monoplaza competitivo, probablemente hubiera sido uno de los grandes, hablo de Pedro Martínez de la Rosa.

Probablemente la mayoría sólo conozcan a este piloto por su trayectoria en la Fórmula 1. 3 años llenos de dificultades en dos equipos (Arrows y Jaguar) de los más modestos de la parrilla. Poco podía hacer con este panorama, y aún así puntuó en varias carreras. En su carrera de debut en Australia firmó un punto, cosa que pocos pilotos han logrado. Conseguir cotas más altas con los coches que tuvo era poco menos que pedir un imposible. Pero nos encontramos ante un piloto que lo ha ganado absolutamente todo hasta llegar a la Fórmula 1. Hará ya más de una década que emprendió rumbo a Japón, uno de los lugares donde las categorías inferiores eran más competitivas. El primer año se adjudicó el campeonato japonés de Fórmula 3 con el 40% del campeonato todavía por disputar. 2 años después, en 1997, se adjudicó en un mismo año el campeonato japonés de Fórmula 3000 y el campeonato japonés de GT, convirtiéndose en un auténtico fenómeno en el país, rodando incluso anuncios para la TV.

Si además le añadimos que ha sido casi constantemente el piloto más rápido en entrenamientos durante la última temporada, y que en la única carrera que disputo realizó más adelantamientos que muchos pilotos en toda la temporada, no se puede entender que no tenga un volante para la próxima temporada. Él no puede hacer más, ha demostrado que es mejor que muchos de los actuales pilotos de la Fórmula 1, pero eso parece no bastar en un circo como el de la Fórmula 1. Crucemos los dedos por que la opción del nuevo equipo de Aguri Suzuki fructifique, de lo contrario la que perderá será la Fórmula 1.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris