Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

El mundo en búsqueda de sí mismo

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 15 de noviembre de 2005, 02:25 h (CET)
Con el menor sentido de jactancia, así parece apreciarse desde esta oteadora columna que cada mañana extiende, de aquí para allá, su cibernético teleobjetivo, observando las idas y venidas de la gente de la Aldea tan aturdidas por los equívocos de sus dirigentes. La problemática existencial es una cuestión intrínsecamente humana que se deriva de la capacidad que tiene el ser humano de sentir y pensar acerca de si mismo, de su entorno y su futuro. La filosofía ha tratado este problema sobre la base de los planteamientos existenciales, donde se presenta al hombre como un ser en búsqueda de sí mismo y con el afán del autoconocimiento; partiendo de esto, la psicología llega a definir el problema de la existencia como el desarrollo de la toma de responsabilidad: el encuentro de sentido para la propia vida de Victor Frankl (la interpretación más acertada en el común sentir actual).

La comunicación tan intensa como extensa en que vive el mundo
ha unificado los sentimientos que anteriormente andaban dispersos, cuando no ignorantes, de los reconcomios de la población que simultáneamente comparte el planeta. Los fracasos de la política –entendida, ya, como “palabras y palabras” de aprovechados-, la ineficacia de rimbombantes “cumbres”, y las estrepitosas carencias de previsión o auxilio ante calamidades, inesperadas o crónicas –enfermedades, desasistidos, hambre, etc.-, han hecho cuestionarse el sentido de las gentes, y mirar en su entorno hacia dónde ir. Más de doscientos millones de hombres y mujeres –la mitad de la Europa comunitaria-, no viven ni trabajan dentro de las fronteras en las que nacieron y crecieron. La emigración, absorbida como mano de obra pero no integrada –multiculturalidad en lugar de Interculturalidad-, ha tenido hijos y nietos que no se sienten ciudadanos del país que sus padres eligieron para buscarse la vida.

La Comisión Europea de Justicia, Libertad y Seguridad ha propuesto la creación de una Guardia Costera Mediterránea para “prevenir la trata de seres humanos” e intervenir en las operaciones de rescate entre Europa y África. Algo parecido funciona en los desiertos entre México y USA sin resultados. Ojalá que esas fueran las intenciones. Si bien se sabe, de antiguo, que, “no se pueden poner puertas al campo”, y la humanidad quiere reacomodarse donde vea un porvenir mejor que el que le aguarda en su lugar de origen. Los conflictos en Francia son aviso, como las embestidas contra la valla de Melilla o el tránsito incesante por la frontera sur de Estados Unidos. La búsqueda, que viene de muy lejos, sólo se ha iniciado en su modalidad contemporánea.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris